domingo, 15 de enero de 2012

6.2. Tipos de cambio fijos y variables

Publicado por DURI
Casa de cambio en un aeropuerto

Los diferentes tipos de cambio están condicionados por el papel del banco emisor que en España era el Banco de España, cuando existía la peseta, y actualmente para el euro es el Banco Central Europeo.

El tipo de cambio variable o flexible es aquel en el que las autoridades monetarias no intervienen y donde el tipo de cambio se moverá según la ley de la oferta y la demanda. Por el contrario, en el tipo de cambio fijo, actúan sobre él las autoridades monetarias y el tipo de cambio se mantiene fijo, es siempre el mismo.

El tipo de cambio variable o flexible es fijado por la oferta y la demanda del mercado de divisas. Los factores que influyen en dicho tipo de cambio son:

- Nivel de ingresos de las economías domésticas nacionales o extranjeras: el nivel de ingresos de las economías domésticas aumenta al aumentar las importaciones produciéndose un desplazamiento hacia la derecha de la curva de la demanda y esto afecta al mercado de divisas, aumentando el número de monedas nacionales ya que estas se cambian por las divisas extranjeras en cuestión (como el dólar) y esto origina una depresión de la moneda nacional.

- Nivel de precios nacionales y extranjeros: si el tipo de interés sube por encima de los intereses de las propias divisas (como el dólar) esto supone que se venden monedas nacionales al extranjero para obtener estos beneficios en el mercado de divisas, provocando con ello la apreciación de la moneda nacional desplazándose la curva de la oferta hacia la derecha.

- Tipo de interés, nacional y extranjero, si el nivel de precios es superior al país extranjero con el cual se comercia (por ejemplo, EEUU) esto produciría un efecto negativo con respecto a las exportaciones, ya que estas disminuirán produciéndose un desplazamiento de la curva de la oferta hacia la izquierda, ya que entrarán menos dólares en el mercado de divisas produciendo esto una depreciación de la moneda nacional.

Los inconvenientes de este tipo de cambio son producto de la incertidumbre, ya que cambia mucho y, por ello, la compra de cualquier bien o servicio a plazos largos podrá producir efectos negativos, razón por la que no se hace. Otro inconveniente es que los bancos centrales no intervienen, pero si intervinieran, los especuladores que negocian con los mercados de divisas obteniendo beneficios de ellos al especular con los factores que mueven este tipo de cambio variable no podrían actuar o al menos tendrían más dificultades (hay veces que ante estos especuladores el banco central no puede hacer nada).

En cuanto al tipo de cambio fijo, los gobiernos establecen el tipo de cambio que crean conveniente en cada momento y lo mantienen durante un tiempo prefijado. La forma de actuar sobre el mercado de divisas es comprar o vender monedas nacionales para mantener siempre un mismo tipo de cambio, aun cuando los factores vistos en el punto anterior varíen (nivel económico, nivel de precios o tipo de interés).

El banco central siempre actúa en el sentido de comprar monedas propias, hasta que llegue un momento en el que ya no tenga reservas de divisas y será cuando los especuladores se den cuenta de esto y actúen vendiendo sus monedas para obtener beneficio por ello. Cuando esta situación se presenta el gobierno actuará cambiando el tipo de cambio, ya que no podrá aguantar dicha situación de compra de sus monedas.

Cuando el gobierno cambia dicho tipo de cambio se produce una devaluación de la moneda (se deprecia la moneda nacional) y en el caso contrario se llamaría revalorización o apreciación de la moneda, es decir, en ambos casos, es una toma de decisión del gobierno sobre el tipo de cambio actual en el mercado.

Cuando se da la devaluación se favorece a la exportación, produciéndose un incremento de la entrada de turistas y también se favorecerá una mayor inversión extranjera en el país, pero al mismo tiempo se produce el efecto contrario a esto, es decir, se encarecen las importaciones. Se dificultan las salidas de nacionales al extranjero al igual que las inversiones de españoles en países extranjeros. Con esto aumentará la entrada de dólares en el mercado de divisas y con ello el banco central no tendrá que comprar más monedas nacionales para equilibrar el momento y perder con ello las reservas de divisas. Con estas devaluaciones se favorece más que se desfavorece la situación económica de un país y es por ello por lo que estas devaluaciones están controladas por un organismo de unión entre las naciones.

Uno de los puntos negativos de esta devaluación, en países no productores de petróleo, como España, es que se encarecen las importaciones del petróleo y es por ello por lo que se aumenta el precio de la gasolina y los transportes.

Cuando se da la revalorización (el gobierno cambia el tipo de cambio) supone los efectos contrarios a las devaluaciones, es decir, bajan las exportaciones, baja la entrada de turistas, baja la inversión extranjera. La revalorización también hace que el banco central no tenga que comprar dólares en el mercado de divisas y que bajen sus reservas de monedas nacionales.

La revalorización supondría un aumento de las importaciones, salida de más turismo y mayor inversión en el exterior.

Tenderán a devaluarse aquellos países que tengan una balanza de pagos deficitaria, es decir, importan menos y exportar más y para ello llevan acabo dicha devaluación.

En la actualidad los tipos de cambio no son estrictamente fijos o estrictamente variables, sino que se da un tipo intermedio llamado tipo de cambio fijo ajustable.

Por eso en la actualidad se le da un tipo de cambio fijo a la moneda nacional, pero con un margen de movimiento determinado en el cual actuará el mecanismo de cambio variable y dependiendo de los factores que lo provoquen. Cuando dichos cambios son sobrepasados actuará el banco central para introducirlo nuevamente dentro de dicho margen, si dicha salida ha sido demandada elevada tendrá que actuar el gobierno para devaluar o revaluar la moneda, o también cuando el desequilibrio sea permanente y siempre tenga que estar actuando el banco central comprando moneda nacional o dólares según el caso en cuestión.

A los márgenes establecidos se le llaman bandas de fluctuación. Esta banda de fluctuación favorece a los especuladores ya que saben el momento en el cual el gobierno actuará devaluando o revalorizando la moneda nacional y es entonces cuando actúan comprando monedas nacionales o dólares según cuando el tipo de cambio se sitúe durante el tiempo en uno de los márgenes de dicha banda de fluctuación.



Economía Política

Temas de Economía (entrada antigua)

3 comentarios:

  1. buen aporte. les felicicito

    ResponderEliminar
  2. Interesante post y justo lo que estaba buscando para conseguir tener un cambio de tendencia alcista que es siempre lo que buscamos, gracias!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...