jueves, 26 de enero de 2012

9.1. Los bancos y la creación del dinero

Publicado por DURI
Euros

Los bancos tienen la capacidad de crear dinero. Los bancos centrales emiten billetes bancarios y monedas fraccionarias, y los bancos comerciales emiten dinero bancario y depósitos a la vista. La creación de dinero consiste en la adquisición por parte de las instituciones del sistema monetario, de activos financieros por parte de los sectores no monetarios de la economía, estos sectores son el privado, el público, y el sector exterior.

En el sector exterior, se controla el conjunto de divisas que salen o entran en el país por parte de los bancos. Al entrar divisas, el banco central tiene que crear monedas propias para cambiar estas divisas.

El sector público, para financiar su déficit, tiene que crear activos financieros, como deudas, bonos y obligaciones. El sistema monetario puede adquirir estos activos, por contrapartida crea dinero y paga con billetes, creando dinero. Lo mismo que se crea el dinero, se destruye cuando al terminar el tiempo de los activos financieros se produce la devolución del dinero.

También se crea dinero a través del sector privado, a través de los bancos comerciales. El banco central tiene relaciones solo con el estado y con los bancos comerciales, la creación de dinero en el sector privado se realiza a través de activos y pasivos. Los activos son lo que tiene, los pasivos son lo que se debe. Esta creación de dinero es dinero a través de depósitos a la vista. En el tejido bancario los bancos desglosan el dinero en cajas bancarias y dinero depositado en el banco central. Así los bancos comerciales pueden hacer transacciones económicas entre ellos, por ejemplo cuando una persona paga a otra con el cheque de banco y ella pertenece a otro banco, cambia de dinero entre bancos a través del banco central. El banco central actuaría como una especie de compensador de cheques entre bancos que se pagarían a través de la parte del tejido bancario depositado en el banco central.

Parte del dinero creado es legal, dinero que pone el banco central a través de billetes y monedas. Este dinero se encuentra en una parte en manos del público, dinero de bolsillo, otra parte se situaría en las cajas bancarias. Este dinero no sería el total, ya que parte estaría depositado en el banco central, en dinero de transacciones entre bancos. El conjunto de este dinero bancario corresponde con el tejido bancario. La otra parte del dinero que corresponde con el dinero bancario son los depósitos a la vista.

De todo el conjunto del dinero, hay una parte que está en circulación y otra parte que no circula, y es el dinero bancario. El dinero que circula es el que está como dinero a la vista y dinero de mano; es la llamada oferta monetaria.

Oferta monetaria = Dinero legal (en mano) + depósitos a la vista + parte líquida del dinero

La oferta de dinero grande o pequeña hace que el dinero sea caro o barato, lo que supondrá una subida o bajada en los precios de los bienes y servicios.

Una oferta monetaria grande provoca inflación y una oferta monetaria pequeña, frenada en la subida de bienes y servicios.

El banco central, dirigido por el estado, es el encargado de intentar que la oferta monetaria vaya encaminada a lograr que la inflación sea la que intenta conseguir el estado. Esto se conseguirá con una oferta monetaria determinada en cada momento mayor o menor.

Por ejemplo, si el dinero del encaje bancario está en un determinado porcentaje y se quiere que baje la inflación, al subir el encaje los bancos tendrán menos dinero disponible para dar créditos y prestamos, menos posibilidad de aumentar el consumo, a menor encaje, más dinero para préstamos, expansión monetaria que lleva al consumo y a la inversión.



Economía Política

Temas de Economía (entrada antigua)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...