Biotipo de aptitud cárnica en el ganado vacuno


Se encuentra morfológicamente en un paralelogramo, hay un anabolismo acentuado que le permite el acúmulo de músculo (carne, en definitiva) y grasa. Los animales jóvenes son muy precoces, lo que es una exageración de dicho anabolismo.

El término precocidad se puede entender de dos formas, como pubertad o como buena velocidad de crecimiento. Aquí se entiende precocidad como buena velocidad de crecimiento.

Normalmente son animales de proporciones brevilíneas, aunque hay algunos que son mediolíneos. El perfil, normalmente es el convexo. Tienen gran volumen corporal, pero son bajos de alzada (altura), porque sus extremidades son cortas y finas. Es predominante la función suprarrenal y tiroidea, lo que disminuye la importancia de las oxidaciones, permitiendo el aumento de peso.

España carece de razas autóctonas de especialización cárnica. Se han importando razas francesas como la charolesa, que en este sentido es de las más importantes, y la limusina; también algunas inglesas como la Shorton, Hereford y Abeerden-Angus. Generalmente el papel de estas razas se limita a proporcionar machos que se cruzarán con las hembras de razas rústicas autóctonas, que están acostumbradas a disponibilidades de alimentos escasas. Posteriormente macho, hembra y su descendencia irán al matadero.

La producción económica de carne está subordinada a la disposición de grandes superficies naturales de pastos, con poca inversión en instalaciones y en mano de obra, como ocurre en Argentina, Uruguay, Australia, áreas de Estados Unidos y Brasil. En los países de mayor densidad de población, suele disponerse de menos superficie de pastos y el coste de la producción cárnica es mayor, pero aún así los animales reproductores (los vientres) se alimentan fundamentalmente de hierba que pastorean, si bien el cebo de terneros se puede hacer y se hace con piensos concentrados con cereales, maíz, etc.

0 comentarios:

Publicar un comentario