martes, 7 de enero de 2014

Homo habilis

Publicado por Ciudad Universitaria Virtual de San Isidoro

Homo habilis (palabra proveniente del latín homo, hombre, y habilis, hábil) es un homínido extinguido que vivió en África hace aproximadamente 1-6-1,9 millones de años, de principios a mediados del Pleistoceno.

El descubrimiento de esta especie se debe a Mary y Louis Leakey, quienes descubrieron sus fósiles en Tanzania, África, entre 1962 y 1964, en la conocida Garganta de Olduvai.

Entonces se le consideró como la especie más antigua del género Homo, sin embargo luego se consideró como tal la Homo rudolfensis, pero la controversia aún no está resuelta.

Su sobrenombre de hombre hábil se debe al hallazgo de instrumentos líticos probablemente realizados por esta especie. Probablemente era un carnívoro oportunista. Se han realizado estudios de la anatomía de los restos óseos de sus manos, llegándose a la conclusión de que poseía la suficiente fuerza de agarre para construir los objetos de piedra encontrados.

El debate no está cerrado, ya que algunos especialistas creen que no pertenece al género Homo, y lo asignan a Australopithecus o a otra especie en la que también se incluiría Homo rudolfensis.

Cráneo de Homo habilis

Cráneo de Homo habilis

Poseía un cráneo más redondo, molares grandes y con esmalte grueso, pero incisivos espadiformes y más grandes que los australopecinos, pero menos prognatismo que éstos. Tiene mayor capacidad craneal que éstos y su rostro es más humano.

Sus dedos de pies y manos eran curvos, lo que indica que en parte seguía siendo arborícola.

La posición bípeda en las hembras da lugar a una reducción de la pelvis, teniendo como consecuencia un adelanto de los partos. El neonato o recién nacido no está suficientemente desarrollado, lo que conlleva un mayor tiempo dedicado a la crianza y la necesidad de mantener vínculos sociales fuertes, que reforzarían la comunicación, llevando al desarrollo de una cultura o vida en común.

La cabeza del fémur es más grande, corta y redondeada. Su altura era similar a Australopithecus africanus, de unos 1,3 m y un peso promedio de 52 kg para los machos y 32 kg para las hembras.

No obstante, no existen una gran cantidad de restos óseos y esqueletos completos que permitan caracterizar de una forma estándar a Homo habilis.

Reconstrucción de Homo habilis

Reconstrucción de Homo habilis

Hallazgos realizados en el noreste africano por Louise y Meave Leakey (hijas de los conocidos paleoantropólogos Louis y Mary Leakey) datan la existencia del Homo habilis a tiempos más recientes que podrían situarse a 1.440.000 años antes del presente. Esto implicaría que duante al menos 500.000 años coexistieron en los mismos territorios Homo habilis y Homo erectus. Estas investigadoras opinan que no debieron haber existido mayores conflictos entre las dos especies, sin embargo el crecimiento de la población de Homo erectus habría terminado con una lucha por los recursos en la que habría triunfado Homo erectus. Esta investigación pone en duda que exista una filiación directa entre ambas especies, aunque autores como Erik Trinkaus que opinan que la convivencia no tiene por que descartar que Homo habilis fuera ancestro directo de Homo erectus.



Paleontología Humana

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...