viernes, 16 de mayo de 2014

Teorías contemporáneas de la justicia

Publicado por Ciudad Universitaria Virtual de San Isidoro

La distinción entre libertad de los antiguos y libertad de los modernos se puede considerar artificial, ya que  en realidad los antiguos no conocía la libertad, tal y como hoy lo conocemos. Lo mismo que el término justicia.

En el año 1819 Benjamín Constant pronunció en el Ateneo de París una conferencia titulada De la libertad de los antiguos comparada con la de los modernos para intentar justificar los logros de la Revolución Francesa. El análisis realizado por Constant es político. Los dos tipos de libertad son dos conceptos esenciales a la justicia política y no sólo como conclusión, concreciones temporales de la materialización de la libertad, en esos momentos históricos concretos.
Benjamin Constant
Benjamin Constant

Para Constant eran dos modelos radicalmente diferentes de la justicia. Hoy día hay diferentes modelos de la justicia política, que llamaremos liberal y comunitarista. El modelo de justicia liberal incorpora la tradición individualista de la Ilustración y se correspondería con el concepto de libertad de los modernos, mientras que el modelo de justicia comunitarista intenta incorporar la tradición que se corresponde con el concepto de libertad de los antiguos. La base del modelo comunitarista reside en la concepción aristotélica del cuerpo social como algo natural, en sus propias palabras, la matriz del individuo es la sociedad, en cambio, en el modelo liberal individualista se basa en una escisión con su matriz individualista.

Constant había contrapuesto la libertad individualista o libertad de los modernos con la libertad comunitarista o libertad de los antiguos. En definitiva, plantea una distinción entre el ámbito de lo público y lo privado, concretándose en realidad en dos tipos de libertad, la pública y la privada, la colectiva comunitaria y la individual.

Hay que tener en cuenta el contexto en el que surgen estos conceptos. La libertad de los antiguos era especialmente apta para comunidades pequeñas, además eran sociedades esclavistas, con lo cual mucha gente tenía tiempo para ocuparse de los asuntos públicos, y además de esclavistas guerreras, con lo cual de esta manera conseguían el el progreso social.

En contraste, las sociedades modernas son extensas, con lo cual disminuye la posibilidad de participar en la vida pública, no son esclavistas, no tienen tiempo las personas para la vida pública y además para conseguir el progreso social, la guerra no es el fin más adecuado. Por eso estas sociedades han establecido un sistema de representación.

En definitiva, la libertad de los antiguos se concreta estrictamente en la libertad política, mientras que para los modernos, la libertad se concreta, en las libertades individuales y en la libertad política, considerando la libertad política como la realización de la libertad en el ámbito de la vida pública y privada.

También cabe distinguir, al igual que con la libertad, la soberanía, que puede ser también pública o privada. La soberanía se concreta fundamentalmente en el ejercicio de las libertades, tanto la pública como la privada. No obstante, la dificultad de la realización de los dos ámbitos de libertad estriba en su materialización, ya que el sentido de la exigencia del ejercicio de las libertades individuales implica un desplazamiento previo de la actividad de los individuos hacia las actividades propias de la vida privada, en detrimento de la posibilidad de ocuparse de los asuntos públicos.



Filosofía del Derecho

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...