El árbol de la Vida


El árbol de la Vida

La filogenia es la relación de parentesco entre especies o taxones (grupos de organismos emparentados). En este sentido son de suma importancia dos aspectos: la genética y la evolución. La evolución es sumamente lenta, hablamos como unidad mínima, de miles de años. Un grupo y todo sus descendientes, sería un grupo monofilético; cuando se excluyen alguno algunos descendientes es parafilético; y cuando está formados por los descendientes de más de un ancestro se llama polifilético.

La taxonomía biológica es la ciencia que estudia la clasificación de los seres vivos, siendo una parte de la Biología Sistemática. En la actualidad, siguiendo las teorías evolutivas, los organismos se hallan relacionados entre sí mediante un árbol filogenético. Se utilizan los códigos internacionales de nomenclatura de taxones. Un taxón se define como un grupo de organismos vivos con una circunscripción, posición y rango. Un especimen tipo es un organismo conservado en una colección, institución o museo que posee las características identificadoras de un taxón. Para identificar correctamente las especies, se emplea las referencias existentes.

La sistemática se encarga de clasificar a los seres vivos en función de su historia evolutiva o filogenia. La unidad fundamental de la Vida es la especie, entendiendo como tal el conjunto de organismos que se reproducen entre ellos con descendencia fértil.

Para identificar las especies se emplea la nomenclatura binomial. En ella, la especie consta de dos palabras en latín, la primera corresponde al género y la segunda a la especie. La primera letra del género siempre va en mayúscula y la de la especie siempre en minúscula. Existen códigos internacionales de nomenclatura para animales, plantas, bacterias y virus.

La escuela fenética es la escuela de taxonomía que clasifica y encuadra a los seres vivos en función de su similitud, normalmente en función de su morfología, anatomía, etc. Surge en la mitad del siglo XX y se basa en que la clasificación de los seres vivos no debe ser hecha en base a una teoría previa. Un dato fundamental son los caracteres en común, cuantos más tengan más emparentados están dos organismos. Un método típico es numerar 0 si dos especies no tienen nada en común y 1000 con todos los caracteres iguales. Las objeciones a esta escuela es la poca estabilidad de las clasificaciones, ya que los nuevos descubrimientos añadirían nuevos caracteres. Es poco usada en la actualidad, aunque es útil como primera aproximación a virus o bacterias.

La cladística nace en el siglo XX y clasifica los organismos según su parentesco evolutivo. Explica muchas interacciones entre organismos como parasitismo, dependencias animal-planta, etc. El resultado final se muestra en forma de árbol, llamado cladograma. El método usa caracteres, como coloración de las plumas, y estados de carácter, como color verde, azul, etc., usando desde la anatomía comparada hasta la biología molecular, pasando por otras disciplinas. Con todos los datos se realiza una clasificación filogenética, en la que se da por hecho una evolución, sin entrar en sus detalles particulares.

La sistemática evolutiva no sólo tiene como fin clasificar a los seres vivos, sino también determinar su evolución. Se centra, más que en la especie en sí, en sus poblaciones, entrando en juego, además de la anatomía o la morfología, la ecología, la genética, la etología, etc. No sólo evolucionan las especies, sino que lo hacen las poblaciones. Para ello, usa cuatro conceptos fundamentales: discontinuidad morfológica, si dos taxones son muy distintos, pertenecerán a grupos distintos; nicho adaptativo, una zona de adaptación especial muestra un rango jerárquico más elevado; riqueza de especies, un grupo con muchas especies tiene un rango más elevado que otro con pocas; y mofilia mínima, los grupos tienen un ancestro, pero no tienen porque poseer todos los descendientes del mismo.

Los seres vivos se clasifican en tres dominios: Archaea, bacterias primitivas, que antes englobaban en MoneraBacteria, que antes era Monera, que comprendía a bacterias y cianofíceas; y Eukarya, que son todos los organismos con células eucariotas. No está claro donde se encuentran los virus, que aunque se los considera un grupo aparte, hay quien les encuadra en Archaea, pero la mayor parte de los especialistas coinciden en que no se les puede encuadrar en ningún grupo, porque no termina de estar claro que sean seres vivos, de acuerdo con la teoría celular.

Por debajo de los dominios están los reinos. El dominio Eukarya se divide en cinco reinos: Protozoa, protozoos; Chromista, algas; Fungi, hongos; Plantae, vegetales; y Animalia, animales.

Se desconoce el número de especies existentes, se hallan descritas cerca de 1,9 millones. Se estima que existen entre 5 y 30 millones de especies, aunque este número pudiera todavía ser mayor, ya que podrían ser 10-30 millones de especies de insectos, 5-10 millones de bacterias, 1,5 millones de hongos, etc. De los virus, generalmente no considerados seres vivos, se han descrito unas 3.200 especies. También se estima que todas las especies existentes representan tan sólo un 1 % de todas las que han existido a lo largo de la historia de la Tierra.


1. Filogenia, taxonomía y sistemática

- Lectura: Wikipedia. Filogenia
- Lectura: Wikipedia. Taxonomía
- Lectura: Wikipedia. Sistemática
- Lectura: Wikipedia. Nomenclatura binominal




2. Escuelas fenética, evolutiva y cladística o filogenética

- Lectura: Wikipedia. Escuela fenética
- Lectura: Wikipedia. Cladística
- Lectura: Wikipedia. Sistemática evolutiva




3. El árbol de la Vida

- Lectura: Wikipedia. Ser vivo (Clasificación de los seres vivos)
- Lectura: Wikipedia. Dominio (biología)
- Lectura: Wikipedia. Reino (biología)
- Lectura: Wikipedia. Número de especies




Para saber más y ampliar conocimientos

- Lectura: Entomología y Filogenia. Sistemática filogenética
- Lectura: Ciencias Naturales IES La Zafra. Clasificación de los seres vivos


Biología Evolutiva

0 comentarios:

Publicar un comentario