lunes, 17 de julio de 2017

Fuentes de conocimiento de la delincuencia registrada

Publicado por Ciudad Universitaria Virtual de San Isidoro

Crímenes en Diario Crítica

En la política criminal del Estado existen tres actores, que se interrelacionan entre sí: los partidos políticos, los medios de comunicación y la sociedad que se manifiesta mediante la opinión pública. La mayor parte de las personas se informan a partir de los medios de comunicación, tratando estos de ofrecer contenidos atractivos que van en consonancia con la opinión general de los lectores. Las opiniones percibidas como mayoritarias terminan desplazando a las minoritarias.

La delincuencia siempre ocupa un lugar importante en los medios de comunicación, centrándose en delitos violentos y de carácter sexual, con una descripción dramática y emotiva, con una visión simplista del delito, haciendo hincapié en los errores judiciales, y creando mitos, como que la delincuencia aumenta constantemente, es fundamentalmente violenta, y el sistema judicial funciona mal. Esto predispone a los ciudadanos a favor de la punibilidad del delito y termina marcando la agenda política, mediante la reforma penal, aumentando los delitos y las penas.

Las estadísticas oficiales sobre delitos en España, y en general en muchos países, dejan mucho que desear, ya que no se publican de forma organizada y sistemática, con datos erróneos, sin información exhaustiva y condicionados por organismos relacionados con el poder estatal.

Como fuentes policiales tenemos las memorias de la Dirección General de la Policía Judicial, con datos de las Comisarías de Policía de toda España, y el Boletín estadístico de la Dirección General de la Guardia Civil, que informa de las actuaciones de este cuerpo. De fuentes judiciales están las Memorias de la Fiscalía del Tribunal Supremo, las Memorias del Consejo General del Poder Judicial, y las Estadísticas Judiciales de España elaboradas por el Instituto Nacional de Estadística, siendo estas las más precisas. Las fuentes penitenciarias aparecen en el Informe General de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias.

La delincuencia en España estadísticamente ha aumentado a partir del año 2000, pero hay que tener en cuenta que la metodología empleada últimamente es distinta de la anterior, y a esto hay que añadir, que existe una tendencia mayor a denunciar los delitos debido a una mayor eficacia de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Un debate constante es la relación entre economía y delincuencia. Si bien las carencias económicas explican gran parte del mundo del delito, en especial su motivación, otra parte no parece tener relación, especialmente los crímenes violentos. Las variables económicas y no económicas interactúan a la hora de explicar las conductas relacionadas con el delito. No obstante, hacen falta más estudios e investigaciones que demuestren cuantitativamente su relación.

El homicidio es un indicador para medir el grado de violencia de una sociedad, relacionado frecuentemente con la delincuencia. Entre los datos globales está que la mayor parte de los asesinos son hombres, también la mayor parte de las víctimas son hombres, excepto en el ábito conyugal que son mujeres. África y América son los continentes más violentos, y Europa y Oceanía los menos. Por tramos de edad, la mayor parte de las víctimas y asesinos son menores de 50 años. Como factores se hallan la posesión de armas de fuego, el consumo de alcohol y drogas, y la inestabilidad política.

En estas estadísticas sólo aparece la criminalidad registrada, la no registrada es la llamada cifra negra. Muchas víctimas no denuncian los delitos, por lo que estos quedan sin registrar y sin castigar. Por esta estadística alejada de la realidad intervienen los informes de autodenuncia y las encuestas de victimización. Los informes de autodenuncia son encuestas anónimas en las que el encuestado proporciona datos de sus hechos delictivos, dando una imagen más realista sobre la delincuencia en la sociedad y superando ampliamente las tasas de criminalidad a la registrada. Las encuestas de victimización son parecidas, pero desde el lado de las víctimas, dando datos y avergiando si la víctima denunció el delito o no. Estás técnicas surgieron a finales de la década de los 70 del pasado siglo. No obstante, deben analizarse minuciosamente los datos, pues a veces delincuentes y víctimas pueden exagerarlos.


1. Medios de comunicación, opinión pública y delincuencia

- Lectura: Juan María Guiñón Aguilera. Medios de comunicación, opinión pública y política criminal




2. Fuentes de conocimiento de la delincuencia registrada

- Lectura: Rincón de un criminólogo. Fuentes de conocimiento de la delincuencia registrada


3. La delincuencia y su evolución en España. Análisis de los datos oficiales

- Lectura: IUISI. La delincuencia en España. Un análisis de los datos oficiales (pdf)




3. Economía y delincuencia

- Lectura: Luis David Ramírez de Garay. Crimen y economía: una revisión crítica de las explicaciones económicas del crimen


4. Delincuencia comparada. Datos sobre delincuencia en otros países. Factores explicativos

- Lectura: UNODC. Estudio mundial sobre el homicidio




5. La cifra negra de la delincuencia

- Lectura: Wikipedia. Cifra negra 
- Presentación: Yulisa Sánchez. Delincuencia oculta y cifra negra de la delincuencia




Para saber más y ampliar conocimientos

- Lectura: Eurostat. Estadísticas sobre delincuencia
- Lectura: Guardia Civil. Cuadernos de la Guardia Civil
- Lectura: Guardia Civil. Publicaciones de la Guardia Civil
- Lectura: Infobae. Un mapa muestra el índice de peligrosidad del mundo
- Lectura: Viajar seguro. Países con mayor índice de criminalidad


Criminología

0 comentarios:

Publicar un comentario