Conceptos clave y problemática en la teoría analítica del delito


Biblioteca de Derecho

La teoría analítica del delito es el instrumento más adecuado hasta la fecha para determinar científicamente desde el punto de vista penal las penas adecuándolas a los delitos y sus circunstancias. Sin embargo, esto no quiere decir que no adolezca de problemas; al contrario, son muchos y variados, lo que hace que esta rama del saber esté continuamente en evolución, desarrollo y crítica.

Entre algunos de sus conceptos importantes se pueden destacar la conducta, en sentido positivo (hacer) o negativo (no hacer), que tiene elementos: interno o psíquico y externo o material; la acción abarca la acción en sentido estricto como la omisión; la relación de causalidad es la relación entre la acción física y el resultado externo; los delitos pueden ser de acción o de omisión, pudiendo ser simple (omisión de un precepto y castigándose la omisión) o impropia (la omisión produce un resultado que se castiga); el tipo penal es un acto que la ley considera delictivo; la tipicidad es la adecuación de la conducta al tipo como acto humano; la antijuridicidad es la conducta o acción típica que no está justificada; la acción penal puede estar justificada por la legítima defensa, el estado de necesidad, el cumplimiento de un deber o consentimiento del titular para ciertos delitos; la culpabilidad es la categoría fundamental del delito, ya que es subjetiva, pudiéndose definir como un juicio de reprobación.

La culpabilidad se produce por dolo, intencionadamente, o imprudencia, descuido. El dolo tiene una dimensión ética, conciencia de la antijuridicidad, y volitiva, voluntad de cometer. El dolo directo o dolo malo es la intención del acto para producir el resultado, mientras en el dolo eventual se llega al resultado, pero sin voluntad de cometerlo. En el dolo indirecto, el resultado no es el que se esperaba. Se produce culpa por imprudencia, cuando no se obra con la diligencia debida, pudiendo ser esta consciente o inconsciente.

El error de prohibición es cuando no se conoce la antijuridicidad de la conducta, pudiendo ser vencible, cuando se pudiera haber conocido, o invencible, cuando no se podía haber conocido en el momento del acto, dando lugar a una atenuación de la responsabilidad criminal.

La pena es el castigo al delito, pudiendo ser principal, complementaria o accesoria. Las medidas de seguridad buscan evitar futuros delitos. La punibilidad es el merecimiento de una pena a causa de un delito.

En el concurso se producen varios delitos. En el ideal, es una sola acción se producen varios delitos. En el medial, los delitos son un medio para el siguiente, y en el real, un mismo sujeto comete varias conductas típicas de delito.

La autoría puede ser directa o material, cuando se comete el delito; intelectual, cuando se idea; y mediata, cuando se es un instrumento. Coautoría es cuando se reparte el trabajo delictivo entre varios. La complicidad se da cuando se colabora a auxilia a los delincuentes.

La imputabilidad se da cuando un sujeto es susceptible de ser penado por un delito, pudiendo ser inimputable, por causas fisiológicas (locura) o patológicas (embriaguez o intoxicación plena), no valiendo provocarse el delirio para cometer el crimen (actio libera in causa).

El iter criminis es el camino hacia el delito, que tiene una fase interna, surgiendo en la mente y no sancionatoria, y externa, sancionatoria. Los delitos pueden ser en tentativa (delito imperfecto), simple actividad o de omisión.

En la teoría del delito, la tipicidad forma los elementos descriptivos y objetivos del delito, la antijuridicidad los elementos normativos y objetivos, y la culpabilidad, los elementos subjetivos y descriptivos. sin embargo, no todo es tan sencillo. Es problemática la separación entre antijuridicidad y culpabilidad. Los elementos negativos (excusas absolutorias, inimputabilidad por estados mentales, etc.) hacen que sea difícil separar tipicidad de antijuridicidad.

No es fácil aprender la teoría del delito, ya que exige trabajo y constancia, hay que conocer adecuadamente el código penal del país que se trate, tener muy claros los conceptos y emplear la metodología adecuadamente. Juegan un importante papel la legislación, la doctrina y la jurisprudencia. Algunas son recomendaciones son las siguientes: no hay dos casos iguales, estudiar el caso detenidamente, no hay soluciones únicas, seguir un orden, no imaginar nada ni construir opiniones propias, y tener siempre en cuenta los principios generales del Derecho penal.


1. Conceptos clave en la teoría del delito: escuelas, teorías y elementos del delito

- Lectura: Juárez Bribiesca, Armando. 300 preguntas y respuestas de Derecho Penal. Teoría del delito


2. Problemática en la teoría del delito

- Lectura: Gustav Radbruch. Sobre el sistema de la teoría del delito (pdf)
- Esquema: UNAM. Elementos positivos y negativos del delito


3. Orientaciones para resolver casos en la teoría del delito

- Lectura: Manuel Vidaurri Aréchiga. Orientaciones para resolver casos de la teoría del delito















Para saber más y ampliar conocimientos

- Lectura: Calderón Martínez, Alfredo T. Teoría del delito y juicio oral (pdf)
- Vídeo: Gabriel Guzmán. Elementos de la Teoría del Delito [Ius Poenale]
- Vídeo: Ius Puniendi. Teoría del delito


Teoría Analítica del Delito

0 comentarios:

Publicar un comentario