Leguminosas: judías, lentejas, garbanzos, vezas, yeros, guisantes, altramuz, y habas


Frijoles

Las leguminosas son plantas de la familia fabacea o leguminosae, cuya característica botánica más notable es la flor papilionácea, que tiene este nombre por recordar vagamente a una mariposa. En la cocina se las conoce como legumbres y son un alimento fundamental para la Humanidad.

Se suele hacer una distinción entre leguminosas grano (judías secas, lentejas, garbanzos, vezas y yeros), consumiéndose sus granos en seco,  y proteaginosas (guisantes, altramuz dulce, habas y haboncillos), consumiéndose sus granos en verde.

La judía, alubia o frijol es un planta procedente de América, pudiéndose consumir en verde sus vainas, o en seco sus semillas (judía seca). Es uno de los alimentos que ha consumido la Humanidad desde tiempos más antiguos. Poseen ciertos compuestos tóxicos, pero son destruidos por la cocción.

Su cultivo se adapta a gran tipo de climas y suelos, pero prefiere los climas húmedos y suaves, no tolerando los suelos salinos, y los calizos le quitan calidad. Necesita humedad, pero es planta sensible a los encharcamientos. La judía de enrame precisa tutorado para permitir el crecimiento vertical. Sus plagas características son las arañas roja y blanca y los pulgones.

El garbanzo siempre fue un cultivo importante para la Humanidad, sin embargo en la segunda mitad del siglo XX fue despreciado por una parte importante del mundo desarrollado, ya que lo asociaba con pobreza y hambre. Los desórdenes provocados por un exceso de carne y grasas en la alimentación, junto con su valorización de sus cualidades nutritivas, han hecho que esta imagen negativa del garbanzo afortunadamente haya quedado olvidada y hoy se le considera una leguminosa alimento esencial, sano, con buen sabor y con la atención que merece.

Es una leguminosa que resiste bien a la sequía, que prefiere tierras arcillosas, sin yeso. Las variedades se suelen clasificar por el color de la flor: rosa o violácea y blanca. Es una planta de secano, que obtiene más del 75 % del nitrógeno que necesita por fijación simbiótica. Se suelen sembrar en barbechos, delante del cereal. La recolección es delicada y debe hacerse ajustando correctamente la cosechadora.

Una enfermedad importante del garbanzo es la rabia, una enfermedad compleja que produce un hongo con dos formas y cuya solución sólo cabe bajo el manejo integrado, es decir, un conjunto de medidas.

La lenteja es otro alimento fundamental para la Humanidad, que se cultiva a nivel global sobre todo en Asia. Se usa su paja como forraje, pero su verdadero aprovechamiento es el grano como alimento humano.

Aguanta bien los climas fríos, prefiere los terrenos sueltos y le perjudica el exceso de humedad. Es un cultivo de secano, pero la sequía y la salinidad del suelo le afectan mucho. En España frecuentemente no se abonan, pero necesitan fósforo, y un poquito de nitrógeno, ya que la fijación de Rhizobium raramente alcanza más del 75 %. No soportan bien la competencia de las hierbas adventicias. Se cosechan con cosechadora de cereales, pero la dehiscencia es muy notable, por lo que hay que poner especial cuidado. En la alternativa suele ir delante del cereal. La plaga más característica es el gorgojo de la lenteja.

La veza es un cultivo de secano. Para forraje, de valor nutritivo como la alfalfa, posee numerosas ventajas, pero para grano algún que otro inconveniente ya que es de porte rastrero y maduración escalonada. Prefiere climas templado húmedos. Se adapta bien a varios tipos de suelos, excepto salinos, y requiere cierta humedad. Se suele cultivar delante de cereal, pues es planta mejorante. Además de la veza común existen otras especies de veza interesantes.

Los yeros forman parte de la vegetación espontánea de España. Como cultivo se usan como forrajera para el ganado vacuno y lanar, aunque hay cultivos de más aprovechamiento. Sus exigencias son parecidas a las de la lenteja, pero es una planta más rústica. Aunque tienen exigencias, normalmente no se suelen abonar. Se siembran y cosechan de forma parecida a las lentejas. En las alternativas, suelen ir delante del cereal.

El altramuz o lupino ha sido una planta cultivada en España principalmente para forraje. Un gran inconveniente ha sido su proporción en alcaloides tóxicos, en un 1,5-2 %, aunque se ha superado este inconvenietne por mejora varietal y cocimiento de los granos. Son plantas rústicas, pero que no toleran bien el calcio en los suelos. Se ha considera planta muy mejorante, pues es una de las que deja más nitrógeno en el suelo. Existen varias especies similares, también de origen americano.

Las habas son un cultivo muy importante a nivel mundial. Sus grano tiernos son un excelente alimento humano. Es planta sensible a las heladas, pero no es exigente en suelos. Tiene problemas con la polinización por lo que necesita para ello el auxilio de los insectos, siendo fundamentales las abejas. Fija bastante más nitrógeno que otros cultivos de leguminosas. Se suelen sembrar delante de cereales, ya que son mejorantes. Los haboncillos son variedades de haba de tamaño más pequeño.


1. Judía

- Lectura: Wikipedia. Phaseolus vulgaris
- Lectura: InfoAgro. El cultivo de la judía


2. Garbanzo

- Lectura: Wikipedia. Cicer arietinum
- Lectura: Técnico agrícola. El cultivo del garbanzo




3. Lenteja

- Lectura: Wikipedia. Lens culinaris
- Lectura: InfoAgro. El cultivo de la lenteja




4. Veza

- Lectura: Herbario UPNA. Vicia sativa
- Lectura: Cándido del Pozo. La veza (pdf)




5. Yeros

- Lectura: Wikipedia. Vicia ervilia
- Lectura: Junta de Andalucía. Guía de cultivo de los yeros


6. Guisante

- Lectura: Wikipedia. Pisum sativum
- Lectura: InfoAgro. El cultivo del guisante



7. Altramuz

- Lectura: Wikipedia. Lupinus albus
- Lectura: Herbario UPNA. Lupinus luteus



8. Habas

- Lectura: Wikipedia. Vicia faba
- Lectura: Herbario UPNA. Vicia faba
- Lectura: InfoAgro. El cultivo de la haba




Para saber más y ampliar conocimientos

- Lectura: Wikipedia. Vicia sativa


Cultivos de cereales, oleaginosas y leguminosas

0 comentarios:

Publicar un comentario