domingo, 28 de julio de 2013

Malos tiempos para opositar

Publicado por Ciudad Universitaria Virtual de San Isidoro
Grupo
La situación en los últimos tiempos, en cuanto a oposiciones a las administraciones públicas, ha sido absolutamente deprimente, ya que sus convocatorias han estado en niveles mínimos. El desánimo no es la intención, y menos en un opositor, que ha de tener una moral a prueba de bomba, pero sí hay que ser realistas y conocer bien la situación, que por otra, parte debe ser una característica de todo opositor. Parece que se va desbloqueando la situación, y poco a poco van surgiendo más convocatorias, pero a paso de tortuga.

En estos últimos seis años, el brutal zarpazo de la crisis y la corrupción de una parte de la clase política, que abomina de lo público para estar menos controlada, han hecho de las oposiciones algo excepcional. En numerosas comunidades autónomas se congelaron las oposiciones, a veces de una manera total, y en otras de manera parcial, sólo para determinados cuerpos. Además hay que añadir la delicada situación para academias y preparadores, de sus puestos de trabajo y mantenimiento de sus familias, con un trabajo pocas veces valorados, ya que muchos opositores que no lograban entrar en la Adminsitración, habían adquirido una excelente formación, sobre todo en ciencias sociales.

Hablemos ahora de número de funcionarios, en relación con los países de nuestro entorno. Aunque esta pregunta parece relativamente fácil de contestar, ya que existen estadísticas de numerosos organismos, entre ellos, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), hay que distinguir si son a tiempo parcial, completo, si están en un régimen distinto, ya por no entrar en las pecualiaridades del Derecho administrativo (funcionarios, laborales y estatutarios). La definición más simple y desengañada, sería la de empleado público a tiempo completo.

En una estadística de 2008 de la OIT, las cifras en Europa estaban directamente relacionadas con el progreso económico y el índice de calidad de vida. En el año 2014 (Fuentes: La información y Te interesa), las cifras eran similares y además mostraban que los países que mejor habían superado la crisis, curiosamente eran los que tenían un mayor número de funcionarios (países del norte de Europa).

Del 2012 al 2014, España ha perdido un 5 % de funcionarios, siendo el recorte menor en la Administración del Estado y las comunidades autónomas, y las mayores en municipios y universidades. 

A la vista de estos datos, queda muy claro que dos mitos que circulan son rotundamente falsos: que España tiene demasiados funcionarios y que a más funcionarios, menor crecimiento económico (los datos indican precisamente lo contrario).

Los políticos españoles optaron, en vez de reducir los brutales gastos políticos en prebendas y cargos digitales y duplicidades (a veces multiplicidades entre administraciones), por congelar oposiciones y disminuir el sueldo a los funcionarios.

Los impuestos que con esfuerzo pagan los ciudadanos no deben ir a gastos innecesarios y superfluos, que sólo benefician a los políticos y lastran la economía del país.


Revista del opositor y las oposiciones

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...