jueves, 20 de febrero de 2014

Práctica 7. Perfiles craneales

Publicado por Ciudad Universitaria Virtual de San Isidoro

1. Perfiles craneales de homínidos

La capacidad craneal es la medida del volumen interior del cráneo de los vertebrados. La unidad de medida más usada es el centímetro cúbico (cc). El volumen del cráneo es usado como un indicador aproximado del tamaño del cerebro, y este a su vez es usado como un indicador para estimar la inteligencia potencial de un organismo. No obstante, las capacidades craneales más grandes, no son siempre indicativas de un organismo más inteligente, debido a que un volumen mayor es requerido para manejar un cuerpo más grande, o en algunos casos es una característica adaptativa para la vida en un medio más frío. Además, la inteligencia está relacionada con el desarrollo de la corteza cerebral, de su superficie y circunvoluciones, algo que no es comprobable con la mera observación del cráneo.

Perfiles craneales
1. Gorila
2. Australopithecus
3. Homo erectus
4. Neanderthal
5. Cráneo de Steiheim (Homo sapiens arcaico o Homo heidelbergensis))
6. Humano moderno

Destacar las diferencias de los seis perfiles craneales mostrados en cuanto a arcos supraorbitales y tamaño del cerebro.


2. Perfiles craneales de Homo sapiens y Neandertal

Perfiles craneales de Homo sapiens y Neandertal

Perfiles craneales de Homo sapiens (izquierda) y Neandertal (derecha) 

Obsérvense los anteriores perfiles craneales. Destáquense sus diferencias en cuanto a tamaño, arcos supraorbitales y dentadura. ¿Qué conclusiones se podrían sacar?

En cuanto al tamaño del cráneo y del cerebro, ¿qué se podría indicar?


3. Deformaciones craneales

La deformación craneal artificial es una forma de modificación corporal en la cual el cráneo se deforma intencionadamente. Se consigue distorsionando el crecimiento normal del cráneo de un niño aplicando presión. Formas planas, alargadas (producidas mediante el vendado de dos placas de madera a los lados de la cabeza), redondas (vendado con tela) y en forma de cono, son formas de deformación craneal. Se realiza típicamente durante la infancia, ya que el cráneo es más maleable en esta etapa. En un caso típico, el vendado de la cabeza comienza aproximadamente un mes después del nacimiento y continua durante seis meses.

Hay ejemplos tempranos de deformación craneal intencionada, anteriores a la historia escrita. Algunos están datados hace 45.000 a. C. en cráneos de Neanderthal y de Homo sapiens proto neolíticos en la cueva de Shanidar en Iraq. También se practicaba entre las poblaciones neolíticas del sudoeste de Asia.

La deformación craneal se realizaba probablemente para mostrar afiliaciones sociales, o para demostrar estatus social. Esto pudo haber desempeñado un rol clave en la sociedad de la civilización Maya. También, en ciertas culturas, crear un cráneo con una forma antinatural puede ser un medio de alcanzar atributos deseables, como puedan ser los estéticos. Así, por ejemplo, en el área de habla Nahai de la isla Tomman y el sudoeste de Malakula (Vanuatu) una persona con cabeza elongada era considerada más inteligente y más cercana al mundo de los espíritus.

Cráneos deformados de la cultura Paraca (Perú)

Cráneos deformados de la cultura Paraca (Perú)

¿Hasta qué punto las deformaciones craneales pueden confundir lo que es una práctica intencionada con las características biológicas de una especie?

Temas de Paleontología Humana (Paleoantropología)

0 comentarios:

Publicar un comentario