miércoles, 5 de marzo de 2014

Beneficios de la música

Publicado por Ciudad Universitaria Virtual de San Isidoro
Beneficios de la música

La música reduce los niveles de estrés y ansiedad, cuando la música es relajante. Se ha demostrado que reduce la necesidad de análgesicos y ansiolíticos. Cuando la música es viva, eleva los niveles de entusiasmo y de ganas de vivir.

Por otra parte, la música evoca emociones, por esta razón se usa en el cine, en el teatro y en las representaciones artísticas.

Algunos investigadores sostienen que la música facilita la secreción de oxitocina, una hormona también llamada molécula del amor y también de la confianza. Implicada en el establecimiento de vínculos maternos, familiares, sociales o de pareja. Se la conoce como hormona del amor y también de la confianza. La música es un sistema de comunicación emocional.

La música, como la danza, el deporte u otras actividades sociales en equipo fomenta la unión social entre sus miembros.

Puede ser también una reguladora neuronal, modulando la frecuencia cardiaca, el pulso, la presión arterial, la temperatura corporal, y la tensión muscular. La música estimulante produciría un aumento en las constantes cardiovasculares, mientras que la relajantes las disminuiría, algo que ocurre incluso en recién nacidos. En esto parece influir el tempo, o sea la velocidad de la música. Las melodías lentas, con pausas, traerían consigo una disminución en el ritmo cardíaco, la respiración y la presión arterial, mientras que la música más rápida incrementaría estos parámetros y ésta además subiría los niveles de cortisol en sangre, que es la hormona que regula el estrés, el crecimiento y los niveles de noradrenalina, entre otros.

Otros estudios apuntan a que además la música potencia el sistema autoinmune y tiene efectos antiinflamatorios.

Las ondas musicales producen estimulaciones cerebrales, según ciertos estudios, por las que se producen sensaciones de placer y bienestar.

Iniciarse a edad temprana tiene múltiples beneficios, pero nunca se debe presionar al niño, pues no éste no hallará placer y terminará aborreciéndolo, consiguiendo el extremo contrario al que se pretendía. Son mayoría los casos de niños que terminan abandonando la música, pero nunca será trabajo perdido, su sentido auditivo, sensibilidad y concentración se habrán fortalecido y es posible que vuelva a retornar la formación ya de más mayor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...