jueves, 23 de marzo de 2017

El protocolo MIDI

Publicado por Ciudad Universitaria Virtual de San Isidoro

MIDI

Antes de la adopción del protocolo MIDI, sintetizadores, cajas de ritmos y demás dispositivos de música electrónica, no se podían conectar entre ellos, y si lo hacían era a través de control del voltaje, en el que cada marca tenía su propio protocolo.

En 1981, Sequencial Circuits, al mando de Dave Smith y Chet Wood, desarrolló un protocolo de comunicación, que no sólo permitía conectar sus aparatos, sino que podía servir para otros externos, con vocación de convertirse en estándar. En 1982 se unieron al proyecto compañías japonesas, aportando mejoras, que hicieron nacer el MIDI, Musical Instrument Digital Interface.

El protocolo MIDI permita hacer en música electrónica y digital dos cosas importantísimas. La primera, como ya se ha comentado, la comunicación entre instrumentos electrónicos, y la segunda poder almacenar las notas e instrucciones de una canción en un archivo de muy poco peso, reconocible por cualquier instrumento o programa que use MIDI. Gracias a eso, el desarrollo de la música mediante ordenadores ha sido imparable.

Un archivo MIDI no es una grabación de sonido, sino una serie de instrucciones de ejecución de una pieza musical. Gracias a ello puede ocupar hasta mil veces menos espacio. Durante la década de los 90 podían intercambiarse muchas canciones a través del poco espacio que ocupa un disquete, tan sólo 1,44 MB.

El desarrollo de software MIDI permite manipular esos archivos cambiando instrumentos y modificando el propio archivo y por tanto la canción. Existe software específico para la edición de partituras. Todo ello ayudó a desarrollar la música de videojuegos.

Los dispositivos MIDI se conectan a través de un conector DIN de 180º. Aunque el conector lleva cinco pines, en realidad sólo se usan tres, uno de tierra y dos que llevan la señal balanceada a 5 V. En algunas aplicaciones y dispositivos, los pines sobrantes llevan corriente continua para alimentación. Para evitar errores e interferencias, la máxima longitud de cable que se emplea son 15 m.

Para crear una cadena de instrumentos (daisy chain) además de las conexiones de entrada y salida (IN y OUT), se proporciona una copia de la señal de entrada (THRU). Los conmutadores y mezcladores MIDI permiten cambiar y combinar señales. Para el intercambio de señales entre ordenadores e instrumentos cada vez hay más tendencia a usar un cable de tipo USB, firewire o Ethernet.

Los controladores MIDI puede ser de varios tipos. El teclado es el más común, pero no es el único, también pueden ser baterías, de viento, de cuerda, etc., o incluso un módulo de sonido.

Los mensajes de canal actúan solamente en el canal que se determine. Puede ser mensajes de voz, basados en la interpretación (activación de una nota, cambio de timbre, etc.) y mensajes de modo(distribución de las voces internas). Los mensajes de sistema afectan a todo el sistema, no sólo a un canal. Son de tres tipos: comunes (ejemplo: afinación), de tiempo real (para secuenciadores, como mensajes de reloj), y mensajes SysEx (específicos del dispositivo). Si se dominan estos últimos, se tendrá un control total sobre el aparato que se esté usando.

Si se tienen muchos equipos conectados a través de la salida TRHU, se puede producir latencia. Para evitarlo, hay que utilizar un interface MIDI con varios puertos de salida. De esta forma con una sóla entrada se tendrán varias salidas sin latencia, y por tanto, sin retardos en la señal.


1. Historia

- Lectura: Diffusion Magazine. Historia del MIDI



2. Aplicaciones y dispositivos (Aplicaciones, Dispositivos MIDI, Especificaciones técnicas)

- Lectura: Wikipedia. MIDI



3. Mensajes MIDI

- Lectura: Hispasonic. Mensajes MIDI




Música electrónica

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...