La Criminología como ciencia


Criminología antropológica

La Criminología es la ciencia que estudia el delito (o crimen), el delincuente (o criminal), las circunstancias del delito y la víctima, con el fin de conocer las intenciones del delincuente, los detalles del delito, la pena del mismo y la prevención para evitarlo. Es una ciencia multidisciplinar, en la que intervienen el Derecho, la Psicología, la Sociología, las Ciencias Experimentales, la Economía y otros saberes.

Los objetos de estudio de la Criminología son la causa de los delitos, su prevención, el delincuente (hay quien distingue que el delito corresponde al Derecho Penal, la pena a la Penología y el delincuente a la Criminología) y la conducta que conduce al delito. Corrientes recientes hablan de ampliar su estudio al abuso contra animales, delitos económicos, y crímenes de Estado.

La palabra Criminología aparece en la segunda mitad del siglo XIX, aunque ya existían estudios propiamente criminológicos en en la segunda mitad del XVIII.

La escuela clásica tiene a Beccaria como uno de sus primeros pensadores, quien sostiene que una pena es un mal y sólo debe aplicada si con ella se pretende evitar un mal mayor, y que el sistema penal debe ser reformado para hacerlo más humano y más justo. El pensamiento de esta escuela se puede resumir en que las personas buscan más placer y menor dolor, cometen delitos porque los beneficios superan a los costes, por lo que la finalidad del Derecho Penal debe ser compensar los beneficios del delito y buscar la prevención del delito en el conjunto social.

La escuela cartográfica, escuela moral o escuela geográfica analizan los datos de los delitos, conociéndose la llamada "cifra negra" que son los delitos que no se denuncian, y por tanto son desconocidos para los investigadores. Del análisis de los datos concluyen que la mayoría de los delincuentes son hombres, los delitos violentos se producen en verano, y contra la propiedad en invierno.

La escuela positiva entra dentro del positivismo filosófico y del uso del método científico, afirmando que el delito tiene un componente biológico, tras el estudio de configuraciones anatómicas y cráneos y por deficiencias psíquicas y morales de carácter hereditario.

La Escuela de Chicago usa la Sociología en la Criminología de una forma empírica. Sus teorías ecológicas analizan la influencia del ambiente y el contexto en la conducta delictiva y antisocial. Concluyen que hay organizaciones humanas que crean entornos más favorables al crimen, como la pobreza, la multiculturalidad, o los entornos urbanos degradados. El fuerte crecimiento de Chicago a principios del siglo XX y el gran desarrollo de la delincuencia juvenil fueron un buen campo de estudio.

A finales del siglo XIX y el siglo XX se empiezan a emitir distintas teorías para entender y explicar las bases del delito, más allá de bases biológicas, psicológicas y sociológicas, como son la teoría de la asociación diferencial (el delito lo enseñan delincuentes), las teorías de la anomia y la tensión (el delito lo causan tendencias macro sociales, como el cambio de valores), y las teorías del control (el delito se produce por falta de control social).

En la segunda mitad del siglo XX surgen corrientes críticas, que proponen una nueva visión, a veces antagónica de las tradicionales. El enfoque del etiquetamiento, en las décadas 50-60, parte de la base de que son los grupos poderosos los que determinan que comportamiento es desviado o no. En la década de los 70, la Criminología marxista sostiene que el delito surge por el conflicto entre los intereses de las clases dominantes y las clases dominadas, la clase burguesa y la clase obrera, teniendo como detonante la distribución desigual de la riqueza. La Criminología feminista cree que el delito no es por causas sociales, sino por desviaciones de carácter masculino.

En la década de los años 60 y 70 surgen las teorías de la oportunidad. Sostienen que no hay hecho delictivo sin oportunidad. Cuatro son los elementos del delito, según la norma del patrón delictivo: norma, infractor, objetivo (o víctima) y contexto espacio-temporal.

A principios de los años 80, en la sociedad estadounidense los niveles de delincuencia siguen a niveles altos, proponiéndose el enfoque de las ventanas rotas, que establece un vínculo entre el desorden en las calles y el nivel de delincuencia, por lo que deben atacar las pequeñas infracciones y las conductas desordenadas.

La tendencia actual es integrar los anteriores enfoques en teorías, por lo que se piensa que la delincuencia depende de varios factores, A todo ello hay que añadir, tras el impacto de las nuevas tecnologías, el surgimiento de nuevos delitos, como el phishing, o la modificación de los medios para cometer antiguos delitos, como estafas en Internet, y nuevos delitos en sí mismos, como fraudes financieros internacionales o delitos contra el Medio Ambiente.


1. La Criminología como ciencia

- Lectura: Wikipedia. Criminología



2. Objeto de estudio. Historia

- Lectura: David Buil Gil. ¿Qué es la criminología? (pdf)



Criminología

0 comentarios:

Publicar un comentario