martes, 22 de enero de 2013

La crisis económica (de 2008 a 2012) en seis sencillas lecciones (3/6). La extensión de la crisis a España

Publicado por Ciudad Universitaria Virtual de San Isidoro

La crisis se extendió rápidamente por los países desarrollados de todo el mundo. Japón, Australia y Nueva Zelanda sufren contracciones. Cabe destacar que es cada vez mayor la preocupación sobre el futuro de los países con economías pujantes y emergentes, tal como lo es la incertidumbre respecto a países tales como China e India en Asia; Argentina, Brasil y México en América y Sudáfrica en el continente africano, cada uno de ellos líderes en sus regiones y, también afectados por la actual crisis económica.

Entre las consecuencias económicas de la crisis en España destacan un fuerte aumento del paro, el paso por sendos periodos de recesión y deflación y el temor a un rescate por parte de la Unión Europea.

El desempleo marcaba un mínimo histórico durante la primavera de 2007 con un 7,95% de la población activa y pasó a registrar un máximo histórico en el primer trimestre de 2011 con un 21,29%, llegando el paro juvenil (desempleados menores de 25 años) al 45%.

El producto interior bruto (PIB) registró un decrecimiento continuado durante el último semestre de 2008 que provocó que, por primera vez en quince años, España entrase en una recesión de la que no salió hasta el segundo trimestre de 2010, para volver a entrar en 2011. La contracción del PIB fue del –3,7% en 2009 y del –0.1 en 201


Variación del PIB en España


La inflación interanual alcanzó un máximo histórico del 5,3% en julio de 2008 debido al incremento del precio del petróleo y, tras ocho meses de caídas, entró por primera vez, desde que se tienen registros, en una deflación que se prolongó durante otros ocho meses (de marzo a octubre de 2009), llegando a marcar un pico negativo del –1.4%.

Variación del IPC en España


La deuda pública, que en 2007 representaba un 36,1% del PIB, se duplicó en tres años, situándose en el 60,1% en 2010, si bien, estos valores eran mucho menores que los de la media de la Unión Europea (UE). 

En cambio, la prima de riesgo con respecto al bund alemán comenzó a dispararse durante el verano de 2011 hasta la cifra récord de 416 puntos,[14] acrecentando los temores de un posible rescate económico de la UE a España, como los llevados a cabo en Grecia, Irlanda y Portugal. Tras el anuncio de que el Banco Central Europeo estaba adquiriendo deuda pública de varios países de la zona euro, entre ellos España e Italia, la prima de riesgo de la deuda española se estabilizó por debajo de los 300 puntos.

La prima de riesgo es la diferencia entre el interés que se paga por la deuda de un país y el que se paga por la de otro. El dinero que piden los países entre sí se conoce como deuda pública, y como todo préstamo este tiene unos intereses que se pagan dependiendo de la fiabilidad del país. Si un estado puede pagar sus préstamos sin problemas tendrá menos intereses que uno que pueda tener problemas de dinero. Para calcular la prima de riesgo, medida en puntos, se escoge el país con menos interés de deuda y se compara su interés con el de los demás. El país con menos interés es Alemania, porque es el que tiene la economía más estable y sólida.

En 2007, la situación económica empieza a alertar sobre el estallido de la burbuja inmobiliaria. En abril de ese año, el grupo inmobiliario Astroc sufre el mayor crash de la bolsa española, y en octubre de ese año, otro grupo inmobiliario, Llanera, presenta suspensión de pagos.

A principios de 2008, durante los últimos meses de la primera legislatura de Jose Luís Rodríguez Zapatero, se dan a conocer varios datos que alertan sobre un notable deterioro de la situación económica española. La inflación se dispara hasta niveles no vistos en doce años, lastrada por el encarecimiento del petróleo y los alimentos básicos; el desempleo empieza a despegar con casi cuatrocientos mil parados más que al comienzo de la legislatura; se observan caídas en el consumo de los hogares, las ventas del comercio al por menor, el índice de producción industrial, la matriculación de vehículos, el número de hipotecas concedidas, la recaudación por IVA, etc

Durante los meses siguientes se conocen más datos de destrucción de puestos de trabajo y de caídas de afiliación a la seguridad social. El gobierno debe rebajar sus previsiones de crecimiento económico para 2008, pero mantiene que en 2009 se saldrá de la crisis.

Una de las principales consecuencias que durante el año 2008 tuvo sobre la economía española es un fuerte crecimiento del desempleo. El sector de la construcción es uno de los más perjudicados por la crisis debido al fin del «boom» inmobiliario y a la posterior caída de las ventas. 

Hay una discusión latente sobre las razones de que el paro haya aumentado mucho más en España: incremento de la población activa o excesiva rigidez laboral. Otros buscan las causas del crash financiero en los salarios de los altos ejecutivos o la ausencia de eficacia de los organismos reguladores.

El estallido social surge en varios frentes, docentes y padres se manifiestan contra los recortes en educación. Al igual que parados, funcionarios y personal sanitario, entre otros colectivos afectados.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...