lunes, 9 de junio de 2014

El comportamiento neandertal

Publicado por Ciudad Universitaria Virtual de San Isidoro

Los primeros hallazgos del hombre de Neandertal, al ser más robustos que los de Homo sapiens, proporcionaron un estereotipo y una imagen primitiva y animal que no se corresponde con la realidad. Era habitual hace tan sólo unas décadas representar a los neandertales con rasgos y posturas simiescas.


Forma de vida y sociedad

El uso del fuego por los neandertales es generalizado en los yacimientos. Además se comprueba en ellos unos asentamientos muy bien estructurados, en los que se distinguen varias áreas, una para dormir, otra de reunión, alrededor del fuego. Presumiblemente cubrían el suelo con pieles de caballo o ciervo a modo de alfombras.

Para algunos especialistas, la división sexual del trabajo empieza en los neandertales. Posiblemente se daría la diferencia que hoy existe en las sociedades de cazadores-recolectores. Los hombres se dedicarían a la caza, la elaboración de herramientas y talla de piedra, la construcción de cabañas, el fuego, o el tratamiento de pieles, y las mujeres y los niños, a la recolección de vegetales, acopio de madera y agua y el mantenimiento de los hogares. Hay que alejar de esta concepción social los estereotipos actuales machismo-feminismo, ya que la repartición de tareas no sería exclusivamente por el sexo, sino por la aptitud para las mismas, ya que en un entorno de difícil supervivencia, era importante que cada uno se dedicase a lo que mejor supiera hacer y es muy posible, que hubiera algunos hombres dedicados a la recolección o mujeres dedicadas a la caza o talla de piedras.

La ayuda de la sociedad a los individuos es muy evidente en los neandertales, ya que muchos de ellos poseen heridas y patologías óseas graves, que les hubieran ocasionado la muerte, de no haber sido cuidados por sus semejantes. En Shanidar, Irak, aparecieron los restos de un individuo con malformaciones óseas ocasionadas por la artritis y con la pérdida de un brazo a causa de un grave accidente, y que sobrevivió muchos años.

En lo que respecta a su alimentación, tradicionalmente se les ha situado en zonas glaciales, con grandes manadas de mamíferos, siendo excelentes cazadores. Es evidente que cazaban caballos, ciervos, renos, bisontes, y cabras, y aprovechaban sus pieles y tendones. Sin embargo, es cierto que eso se dio en su expansión por Europa y Asia, pero en su lugar de origen, la Península Ibérica, de clima era más templado, hay especialistas que opinan que sólo comerían carne de vez en cuando, como carroñeros oportunistas, siendo a base de vegetales la mayor parte de su dieta. En todo caso, las dos posturas puede ser ciertas y no contradictorias, eran excelentes cazadores, pero también podían ser carroñeros y recolectores.

En la caza eran sumamente ingeniosos. Cazaban animales extraordinariamente grandes y fuertes, como rinocerontes, bisontes y osos cavernarios, por lo que hacían uso de avanzadas técnicas de cacería y métodos efectivos de comunicación.


El comportamiento simbólico

El comportamiento simbólico es el tipo de pensamiento que posee la capacidad para crear y utilizar elementos simbólicos, como pueden ser los adornos personales, sistemas de  anotación, el uso de pigmentos, el enterramiento de sus difuntos, el desarrollo de una tecnología compleja, el lenguaje, la creación del arte y de la música. Uno de los elementos que supone mayo abstracción es el lenguaje hablado, comportamiento simbólico por excelencia. Generalmente se asocia el uso de la lengua con el origen del resto de estas capacidades.

El comportamiento no simbólico es el comportamiento destinado a la supervivencia y procreación de la especie. Por contra, el comportamiento simbólico puede ir contra lo biológicamente deseable, incluso contradiciendo la propia naturaleza y los impulsos biológicos, como las prácticas rituales nocivas generadoras de enfermedades, claramente desventajosas desde un punto de vista biológico, pero que por el hecho de ser significativamente simbólicas son realizadas.

El lenguaje plenamente elaborado es posible que existiese entre los neandertales. Este es un asunto polémico en el mundo científico. Durante mucho tiempo se pensó que los neandertales carecían de la capacidad cognitiva necesaria y la estructura vocal para emitir la voz, comunicándose a través de gruñidos. Pero los últimos descubrimientos paleontológicos y los avances en Genética están cambiando esta concepción. Hay especialistas que sostienen que el habla y el lenguaje son mucho más antiguos de lo que se pensaba.

Los neandertales adornaban sus cuerpos con objetos ornamentales como collares hechos con conchas y fósiles de animales marinos. Posiblemente también usaran pigmentos y plumas como adorno personal.

Los neandertales posiblemente adornaran sus cuerpos con pigmentos
Los neandertales posiblemente adornaran sus cuerpos con pigmentos

Los enterramientos y los ritos fúnebres

Otra evidencia que poseemos sobre los neandertales es la conciencia social, el respeto a los muertos y posiblemente la creencia en un más allá, que nos ha llegado a través de sus enterramientos. En ellos, se han hecho con cuidado y tiempo, empleando pieles y colmillos de carnívoros, pigmentos minerales y plumas para ornamento. Por otra parte se han encontrado individuos enterrados y otros que no. Esto puede obedecer a varias y distintas circunstancias, desde la importancia social del individuo, el aprecio que generaba, la imposibilidad de realizar un adecuado enterramiento o simplemente morir desaparecido o en extrañas circunstancias.

En los enterramientos de La Chapelle-Aux-Saints y La Ferrassie en Francia hay evidencia de la separación de los cráneos tras la inhumación, posiblemente para ser preservado aparte o cuidado por los parientes, lo que evidencia un alto nivel de sensibilidad o una posible existencia de ritos fúnebres.

Otra tesis reforzadora del arraigo del pensamiento simbólico en los neandertales es la elecada presencia de cráneos de úrsidos en sus hogares, esta práctica posiblemente estaría relacionada con algún tipo de rito o culto al oso cavernario.


El arte en los neandertales

La definición de arte es compleja y si ya es difícil de por sí, no digamos en cuanto al arte del Paleolítico. El arte es una manifestación del comportamiento simbólico que consiste en la creación de cualquier manifestación artística, ya sea imagen, sonido, tallo o cualquier otra, que lleva un componente comunicativo, que para los elementos de la sociedad que lo producen, cumple una función estética, mística y de cohesión social.

El arte es una capacidad específicamente humana, exclusiva del género Homo, pero no sabemos si exclusiva o no de nuestra especie Homo sapiens. Su origen continúa siendo una incógnita.

Otro aspecto, es la capacidad artística, pues esta requiere un aprendizaje. Hay autores que sostienen que el neandertal tenía esa capacidad, pero aún no la había desarrollado.

Tradicionalmente se ha negado la posibilidad de toda tipo de manifestación artística a los humanos del Paleolítico Inferior, como Homo erectus, Homo ergaster y Homo heidelbergensis. Sin embargo pudieran haber tenido cierto criterio estético, al haber realizado coleccionismo de piedras raras y de cristales. En yacimientos de Homo heidelbergensis se han encontrado huesos de elefante decorados con rayas grabadas
paralelas y un fragmento óseo con incisiones en forma de semicírculos concéntricos. Es por lo que al Homo heidelbergensis se le atribuye el inicio del pensamiento simbólico, que no arte.

La producción artística de los neandertales constituye uno de los más interesantes debates en la Paleoantropología y Prehistoria. Existen actualmente tres posturas, una que niega las capacidades artísticas del neandertal, otra que considera que sí existió arte durante el Musteriense, y la última defiende que sólo los neandertales tardíos del Chatelperronense produjeron arte.

Muy posiblemente los neandertales realizaran manifestaciones artísticas sobre materiales perecederos como pieles, cestería, madera, pero el registro arqueológico no puede recogerlas, sí otro tipo de materiales más resistentes.

Una de las piezas más interesantes del Musteriense es la estatuilla de Berekhat Ram o Berejat Ram (Israel), que data de hace 233.000 años a. de C., con una modificación humana deliberada mediante abrasión y acanalando, pero no se rechazan la hipótesis de que sirviera sólo a propósitos utilitarios.

Venus de Berejat Ram, ¿arte o herramienta?
Venus de Berejat Ram, ¿arte o herramienta?

También nos han llegado trazos abstractos, marcas paralelas, rayas y zigzag en huesos, y muchas de ellas no sabemos si fueron hechas por humanos modernos o neandertales. Algunos especialistas las toman como simples marcas dejadas por las herramientas durante el descarnado o alimentación, mordeduras de carnívoros o roedores, etc. La tesis predominante es que no son obras de arte. Algunos especialistas las catalogan como muestra de pensamiento simbólico en lo que sería una especie de proto arte.



Paleontología Humana (Paleoantropología)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...