Ictiosaurios, reptiles con forma de pez

Ictiosaurio

Ictiosaurios, cuya palabra significa “lagarto pez” fueron animales del orden Ichthyosauria, descrito por Sir Richard Owen en 1840. Aparecieron hace unos 250 millones de años en el Triásico y al menos una especie sobrevivió hasta hace unos noventa millones de años, en el Cretácico.

Evolucionaron a partir de reptiles terrestres que regresaron al mar, algo parecido a los modernos delfines y ballenas. Su forma era similar a los peces y a los delfines por convergencia evolutiva o evolución convergente, que se produce cuando por motivos de utilidad y funcionalidad se crean estructuras biológicas similares con distinto origen y distintos organismos.

Sobrevivieron a la extinción del Triásico, pero fueron desplazados en el Jurásico por otro grupo de reptiles marinos: los plesiosaurios. En el Cretácico se extinguieron por razones que no están del todo claras, aunque se apunta la competencia de los nuevos peces teleosteos y los mosasaurios, otros reptiles con apariencia corporal de peces y cabeza con apariencia de la de cocodrilo.

Se han encontrado numerosos fósiles de esqueletos de adultos, hembras con embriones en su interior y ejemplares jóvenes. La conservación de los embriones es notable y demuestra que eran vivíparos, es decir que parían criaturas vivas, por lo que no tenían necesidad de ir a la tierra a poner los huevos. Shonisaurus medía 17 m de longitud y de él se posee el esqueleto entero, por lo que conocemos por completo su anatomía ósea. Eran carnívoros, con dieta a base de cefalópodos (belemnites) y moluscos, como lo indican sus fuertes dientes para partir conchas, y posiblemente también lo hicieran de peces y de reptiles más pequeños. Eran muy buenos nadadores y buceadores, haciéndolo a gran velocidad, como el atún.

En rocas del Jurásico en Alemania se han encontrado cientos de ejemplares de hembras Stenopterygius con embriones en distintas etapas de desarrollo, por lo que se ha podido estudiar con detalle el desarrollo fetal. El examen de los fósiles parece indicar que daban a luz con la cola saliendo con la cola, para evitar ahogarse, ya que necesitaban respirar aire, como ocurre en los cetáceos.

Ictiosaurios con embriones


0 comentarios:

Publicar un comentario