miércoles, 26 de febrero de 2014

Homo neanderthalensis

Publicado por Ciudad Universitaria Virtual de San Isidoro

El hombre de Neandertal (Homo neanderthalensis) es una especie extinta del género Homo que habitó en Europa y partes de Asia occidental hace 28.000-230.000 años atrás, durante el Pleistoceno medio y superior. Culturalmente está integrada en el Paleolítico medio. En un periodo de aproximadamente 5.000 años se cree que convivió en los mismos territorios europeos con el Hombre de Cro-Magnon, primeros hombres modernos en Europa. Esta convivencia se ha demostrado por fósiles hallados en las cuevas de Châtelperron, en Francia. Su existencia habría abarcado desde el Paleolítico Inferior, hace 230.000 años, hasta el Paleolítico Medio, hace 28.000 años.

Su registro fósil está formado por huesos pertenecientes a unos 400 individuos. Sus características son: esqueleto robusto, pelvis ancha, extremidades cortas y robustas, tórax en barril, arcos supraorbitarios resaltados, frente baja e inclinada, faz prominente, mandíbulas sin mentón y gran capacidad craneal de1.550 cm³.

Vivían en grupos sociales organizados, formados por alrededor de unos treinta miembros casi todos con parentesco (clanes), dominaban el fuego y podían fabricar herramientas rústicas que incluían huesos y piedras. Fueron una especie bien adaptada al frío extremo, durante la cuarta y última glaciación (Würm).

Su cráneo era alargado y amplio, poseían una baja estatura, complexión robusta, dentadura desarrollada, fuerte musculatura y nariz amplia de aletas prominentes. Son rasgos que indican una adaptación a climas fríos, tal y como se puede observar actualmente en las poblaciones del Ártico. Probablemente poseían un olfato más desarrollado que el hombre moderno. Su cerebro era igual o incluso más grande que el de los hombres modernos.

Cráneo de Homo nenaderthalensis
Cráneo de Homo neanderthalensis

Un neandertal medio podía alcanzar unos 1,65 m de altura. Su estructura ósea no los hacía corredores de largas distancias, pero sí podían hacer cortas y rápidas carreras persecutorias o de huida, y sobre todo, eran sobre todo caminantes de largas distancias.

En cuanto a su boca, estudios anatómicos han determinado que el neandertal podía articular una fonética limitada respecto a la que actualmente posee el hombre moderno, debido a la ubicación de la laringe, situada más arriba que la de este. Otros estudios recientes señalan que la apertura de su boca era grande, que unida a su dentadura robusta, les hace suponer buenos masticadores.

La expectativa de vida de un miembro adulto en un medio ambiente tan extremo, riguroso y hostil no sobrepasaba los 40 años en los hombres y 30 en las mujeres.

Reconstrucción de neandertales

Reconstrucción de neandertales

Las herramientas líticas usadas por los neandertales en el Paleolítico medio se conoce como la industria lítica Musteriense, así llamada por haber sido encontradas por primera vez en el yacimiento arqueológico Le Moustier. La industria Musteriense está caracterizada por la utilización de la técnica de talla Levallois. Estas herramientas fueron producidas usando martillos de percusión blandos, de hueso o madera. En los últimos tiempos de los neandertales aparece en el registro arqueológico el estilo Châtelperroniense, considerado como más avanzado que el musteriense.

En cuanto a su origen, el hombre de Neandertal se cree que desciende de Homo heidelbergensis. Al tiempo, Homo sapiens evolucionó en África, desde donde migró hace 60.000-100.000  años hacia el resto del planeta.

En la Península Ibérica hay pruebas de su existencia desde sus primeros tiempos, hace unos 230.000 años, hasta hace aproximadamente 28.000 años, como indican estudios recientes.

Surgieron hace unos 230.000 años en el Paleolítico Inferior y desaparecen del registro fósil hace unos 28.000-33.000 años, después de haber creado y desplegado la importante y extendida cultura Musteriense, que se considera como la expresión del Paleolítico Medio, y también el Châtelperroniense, que actualmente se cree que habría sido autóctono.

Industria lítica musteriense, típica de los neandertales

Industria lítica musteriense, típica de los neandertales 

Las causas de su extinción son todavía motivo de debate. Tradicionalmente se ha relacionado con la expansión y competencia del Homo sapiens, con el que convivió en Europa en sus últimos milenios de vida como especie.

La rápida desaparición de los neandertales tras la irrupción del Homo sapiens en Europa parece indicar que estos últimos estuvieron relacionados con la desaparición de los neandertales. No obstante, aunque fuera cierta la relación causa y efecto, hay numerosos interrogantes, pues no se sabe si compitieron por los recursos, si los Homo sapiens mataron y exterminaron en combate a los neandertales, o si provocaron enfermedades entre ellos para las cuales carecían de defensa.

La hipótesis de la competencia por los recursos posee bastante credibilidad, ya que los Homo sapiens eran diez veces más numerosos. Los neandertales habrían sido desplazados a regiones donde la comida y el cobijo eran más difíciles de encontrar. Recientes investigaciones abren la posibilidad de presencia de neandertales mucho más al norte del área de distribución habitual. Se han encontrado restos líticos musterienses del Paleolítico Medio en la localidad rusa subártica de Byzovaya, con una datación de 31.000-34.000 años. Se trataría de uno de los yacimientos neandertales más tardíos, cuando casi toda Europa ya estaba ocupada por las culturas del Paleolítico superior desarrolladas por Homo sapiens.

Otra hipótesis es el cruce de Homo sapiens y neandertales siendo estos asimilados por la nueva especie. Es la hipótesis de mixogénesis o hibridación Homo sapiens/Homo neanderthalensis. Por los mapeos de secuencias de ADN parece bastante probable, habiéndose encontrado unos restos (niño de Lapedo) que lo indicarían.

El paleobotánico José Carrión, de la Universidad de Murcia, ha propuesto una tesis de extinción por cambio ambiental ligado a los cambios climáticos. El neandertal estaría adaptado a entornos de bosque abierto o sabana, no a estepa. Por su tecnología, posiblemente cazaban en grupos pequeños y al acecho, escondiéndose detrás de árboles y arbustos. El paisaje al hacerse muy abierto, muy estepario, con pocos arbustos, y distintos tipos de animales. Pasaría de una gran diversidad de fauna a otra menor pero muy grande: mamuts, bisontes, renos, que son animales que hay que cazar de otra manera, con proyectil o lanzando piedras a distancia. Y sus herramientas de caza son más pequeñas y lanzables, pero no pesan. La mejor tecnología para esa caza la tendrían los Homo sapiens que vienen de la estepa asiática perfectamente adaptados. Los neandertales todavía sobrevivirían miles de años.

La hipótesis de su extinción por la rigurosidad de la última gran glaciación parece descartada, ya que los neandertales habrían estado muy bien adaptados al clima glacial.

Los últimos reductos de neandertales, datados en unos 28.000 años, se encontraron en el sur de la Península Ibérica (España y Portugal), aunque las últimas dataciones con ultrafiltración adelantan muchas de esas fechas al menos 10.000 años.



Paleontología Humana (Paleoantropología)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...