sábado, 4 de febrero de 2017

El Hombre del Ciervo Rojo

Publicado por Ciudad Universitaria Virtual de San Isidoro

Restos del Hombre de la Cueva del Ciervo

En 1989, arqueólogos chinos encontraron en la Cueva de Maludong, antigua cantera, también llamada Cuerva del Ciervo Rojo, cerca de restos correspondientes a tres individuos. El lugar se halla en la ciudad china de Mengzi, en la provincia de Yunnan. Sin embargo, hasta 2008, estos restos no fueron estudiados por investigadores chinos y australianos.

En el año 2012, estos investigadores publican un artículo, en el que tras la investigación sobre los restos de la Cueva de Maludong y un cráneo hallado en 1979 en la Cueva de Longlin, que pertenecería a la misma población

Según datación por radiocarbono, los restos poseen 14 500 y los 11 500 años de antigüedad, correspondiendo al final del Pleistoceno. Si corresponden a una especie separada, sería de las últimas en exitinguirse, junto con Homo floresiensis, ya que los últimos restos del Neandertal son de hace 28.000 años, en la Península Ibérica.

Junto con características anatómicas primitivas, como lóbulos parietales con características arcaicas, cavidades cerebrales redondeadas con prominentes arcos superciliares (de las cejas), huesos del cráneo gruesos, rasgos faciales cortos y planos, aunque de nariz amplia, mandíbulas proyectadas hacia fuera, perviven características anatómicas modernas, como las cavidades cerebrales, que muestran que tenían lóbulos frontales parecidos al de los humanos actuales.

El llamado Hombre de la cueva del ciervo rojo u Hombre del ciervo rojo, llamado así porque asaban ciervos en la cueva, posee una inusual mezcla de rasgos humanos modernos y más antiguos.

Para los investigadores del estudio, habría dos explicaciones para todo ello. Una, es que serían una población arcaica superviviente, quizá de forma paralela a la situación observada en el norte de África, en los restos de Dar-es-Soltane y Temara, y tal vez también en el sur de China en el área de Zhirendong. Y la otra es que, el Este de Asia puede haber sido colonizado por una especie con la morfología Longlin-Maludong en varias oleadas durante el Pleistoceno, que reflejaría subestructuras anatómicas de África antes de la dispersión de los humanos modernos en Eurasia.

Para otros investigadores, serían hombres modernos, con rasgos distintos, debidos a la deriva genética. Por otra parte, Chris Stringer, del Natural History Museum de Londres plantea la posibilidad de que fueran el resultado de la hibridación entre sujetos de la especie del homínido de Denisova y humanos modernos.

Lo que podría dar con la solución del enigma, la extracción de ADN de los restos, por el momento ha resultado infructuosa.

A pesar de tener más de la mitad de la población mundial, la evolución humana en el Pleistoceno en el este de Asia sigue planteando numerosos interrogantes, debido a la escasez de restos de especies humanas primigenias.



Paleontología Humana (Paleoantropología)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...