martes, 28 de mayo de 2013

Consejos para tiempos difíciles a la hora de opositar

Publicado por Ciudad Universitaria Virtual de San Isidoro
A mal tiempo, buena cara

Hay que hablar alto y claro de una realidad palpable. Aunque afortunadamente no se puede generalizar, nos gustaría que en España tuviéramos unos políticos al servicio del pueblo, sin ansia de poder, que no fueran una casta. Nos gustaría tener una administración absolutamente despolitizada, al servicio del ciudadano y no al de los políticos. En la Administración Pública española, frecuentemente los políticos no son la solución, sino el problema. El funcionario cada vez es más desprestigiado, mientras su trabajo es encargado a contratas y subcontratas, algunas con oscuros intereses y ya por no hablar de los enchufados digitales que pueblan las administraciones.

Las cosas son como son y no como desearíamos que fueran. Vienen malos tiempos para opositar. La crisis ha reducido a niveles mínimos las ofertas de empleo público. Y lo terrible es que en un país con más del 25 % de paro, pocas posibilidades hay para emplearse por cuenta ajena. Son momentos difíciles, por lo que quizá es hora, si estamos decididos a opositar, de reconducir nuestros planes.

Si queréis que nos mojemos, ahí están nuestros consejos:

1.- Nadie sabe mejor de tu vida y tus planes que tú. Así que mira dentro de ti, reflexiona en soledad y silencio y hazte tu plan de vida. A veces hay que arriesgarse y tomar decisiones valientes, que no son fáciles, pero la realidad de la vida es esta y no es otra.

2.- Si estás decidido a ser opositor, sé realista. No vienen tiempos buenos, por lo que habrá que ser el mejor y eso implicará tener que cambiar muchas cosas. Piensa si de verdad estás dispuesto a hacerlo.

3.- Analiza bien tus planes como opositor. Infórmate bien de plazas, cuerpos, preparación.

4.- Esfuérzate en serio y da todo lo que puedas de ti mismo, pero ten siempre un Plan B. No puedes caer en la depresión o el desánimo si las cosas no salen como esperabas.

5. Adelante, siempre adelante. Con ánimo, con alegría. Apruebes o suspendas has hecho un esfuerzo loable y tienes toda nuestra admiración y de las personas que te quieren.

6. Piensa que si el sueño de tu vida es ser funcionario, tienes toda la vida laboral por delante para cumplirlo. No serías ni el primero, ni el último que aprueba una oposición ya mayorcit@.

Revista del opositor y las oposiciones

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...