La jurisdicción: fundamento, concepto y principios


Justicia


Los conflictos que surgen en la sociedad humana pueden resolverse de tres formas: la autotutela, tomarse la justicia por la propia mano (a gran escala serían las guerras), la autocomposición, elegir entre las dos partes en confllicto una tercera para que resuelva (sería el arbitraje o mediación) y la hetercomposición, que resuelva una parte externa a ellos, objeto de la jurisdicción.

Los jueces pueden ser elegidos por el poder (como ocurría y ocurre en países no democráticos), por el pueblo (en elecciones), o por sus propios méritos (pruebas selectivas y carrera judicial). En los países democráticos, los jueces deben ser independientes y actuar con sumisión a la Ley.

La jurisdicción es el Poder Judicial que ostenta la potestad jurisdiccional, la potestad de juzgar y hacer justicia. El poder judicial debe estar completamente separado de los otros poderes del Estado: ejecutivo (Gobierno) y legislativo (Cortes).

Las funciones de la jurisdicción son proteger los derechos de las personas, velar por el cumplimiento del ordenamiento jurídico, y complementar el ordenamiento, creando jurisprudencia.

La jurisdicción ha variado a lo largo de la historia. En el antiguo régimen, los jueces carecían de independencia y se debían a la Corona. En el estado liberal, se establece la supremacía de la Ley y la independencia de los jueces, que se ve vio alterada por los regímenes totalitarios. Actualmente, en los modernos estados democráticos, el Poder Judicial, además de ser independiente, posee su propio autogobierno.

En España, el Poder Judicial tiene su más alto organismo en el Consejo General del Poder Judicial. Los juzgados y tribunales tienen sus propios órganos de gobierno, existiendo además inspección de los tribunales.

La jurisdicción debe ser única y encomendada exclusivamente a jueces y magistrados, a juzgados y tribunales. La única jurisdicción especial, que se mantiene por sus especiales características, es la jurisdicción militar. Pero los juzgados y tribunales también pueden realizar funciones no jurisdiccionales, como el Registro Civil, la investigación penal, la jurisdicción voluntaria (como la celebración de un matrimonio) y otras en garantía de cualquier derecho.

Los jueces y magistrados deben poseer independencia frente a la sociedad, a los otros poderes del Estado, respecto de las partes procesales y del objeto litigioso, respecto de sus superiores y de sus órganos de gobierno. Esto no implica exención des responsabilidad, puestos están sujetos a la Ley, teniendo responsabilidad civil, penal y disciplinaria.

En un estado constitucional y democrático no existen tribunales de excepción, el juez que resuelve un caso ha de ser el juez ordinario predeterminado por Ley, que ha de juzgar con sumisión a la misma y con completa independencia.


1. El fundamento de la jurisdicción

- Lectura: Isipedia. El presupuesto material: el conflicto y sus medios de solución




2. La Jurisdicción: concepto y funciones

- Lectura: Isipedia. La Jurisdicción: concepto y funciones


3. La independencia del Poder Judicial

- Lectura: Isipedia. La independencia del Poder Judicial



4. La exclusividad de la jurisdicción

- Lectura: Isipedia. La exclusividad de la jurisdicción



5. La independencia de jueces y magistrados

- Lectura: Isipedia. La independencia de jueces y magistrados


6. El derecho al juez legal



Introducción al Derecho Procesal

0 comentarios:

Publicar un comentario