El eón Proterozoico


Charnia masoni
Charnia masoni, organismo de la fauna de Ediacara, a la izquierda el fósil y a la derecha como debió ser su aspecto

La historia de la Tierra se divide en cuatro grandes delimitaciones de tiempo llamadas eones, cuyos nombres son Hádico, Arcaico, Proterozoico y Fanerozoico. Los tres primeros forman el denominado Precámbrico, también conocido como Criptozoico, que no está reconocido como una unidad formal de tiempo.

El Proterozoico empieza hace 2.500 millones de años y finaliza hace 542 millones de años, durando unos 1.958 millones de años. En este eón, los microorganismos desestabilizan el clima de la Tierra, lo que provoca glaciaciones.

El ciclo supercontinental o ciclo de Wilson afirma que cada 400-500 millones de años, las tierras emergidas se unen en un supercontinente. En el Proterozoico, las tierras emergentes fueron uniéndose en un supercontinente llamado Rodinia, fragmentándose este hace unos 800 millones de años. Posteriormente esos fragmentos volverían a juntarse en otros supercontinente llamado Pannotia hace 600 millones de años, fragmentándose hace 540 millones de años. Anteriormente existió otro supercontinente, Columbia, que subsistió de 1.800 a 1.300 millones de años atrás.

También se especula con la existencia de otros supercontinentes en el Arcaico, como Ur y Kenorland,  e incluso el primer supercontientente, Vaalbará, en los lejanos tiempos del Hádico, pero lo cierto, es que aunque cada vez se hallen más pruebas de la existencia de estos supercontinentes tan lejanos en el tiempo, es difícil precisar su delimitación, formación de corteza terrestre y hasta su misma existencia.

El eón Proterozoico se divide en tres eras: Paleo-proterozoico, Meso-proterozoico y Neo-proterozoico. El primer período de la era Paleo-proterozoica, y por tanto del propio eón Proterozoico es el llamado período Sidérico, denominado así por la abundancia de hierro bandeado, producido cuando las algas anaerobias producieron oxígeno como residuo que se combinó con el hierro de los océanos, que tras 200 millones de años de completar el proceso, pudo salir el oxígeno a la atmósfera como oxígeno libre, lo que permitiría con el paso del tiempo la transformación a una atmósfera con oxígeno, propia para organismos aerobios.

Cabría destacar también otros dos períodos del eón Proterozoico, los dos últimos, en la era Neo-proterozoica: el criogénico y el ediacárico.

El período Criogénico comienza hace 720 millones de años y en el mismo se producen grandes glaciaciones, avanzando los glaciares hasta el ecuador y llegando a cubrir completamente todo el planeta (Tierra bola de nieve), alcanzando la temperatura del planeta los -50 ºC y durando unos 10 millones de años. Esta situación se produjo por el descenso de los gases de efecto invernadero (dióxido de carbono y metano) con un Sol de una potencia inferior al actual en un 6 %. La vida sobrevivió de forma precario en los océanos pasando una tenue luz para los organismos fotosintéticos tras una gruesa capa de hielo. La salida de este escenario catastrófico se debió a la emisión de dióxido de carbono por los volcanes, aumentando el efecto invernadero y haciendo que las temperaturas subieran hasta derretir el hielo. Esta teoría no está completamente aceptada entre toda la comunidad científica, ya que algunos piensan que la glaciación no llegó a ser global.

Hace 635 millones de años se retiran por fin los hielos de la Tierra y surgen por primera vez los organismos pluricelulares hace unos 580 millones de años. Se piensa que antes no habían existido porque las condiciones del planeta no lo permitían, como la ausencia de oxígeno en la atmósfera y las bajas temperaturas en la glaciación global.

El período Ediacárico se caracteriza por la presencia de fósiles de organismos blandos, como esponjosos, a los que se ha denominado biota de Ediacara. No poseen caparazones, ni esqueletos externos o internos. Pueden haber sido animales, ancestros de los animales, o algo distinto, algo así como un experimento fallido. No poseían boca, ni órganos, por lo que se piensa que obtenían el alimento por absorción osmótica; algunos de ellos podían haber sido pacedores de microbios, por lo que a partir de esta época los estromatolitos son escasos. En todo caso, la línea sucesoria se extinguió, no así la de otros organismos pluricelulares que también aparecen en este período como esponjas, algas y lo que parecen ser ancestros de los artrópodos, como primitivos trilobites.


1. El eón Proterozoico

- Lectura: Wikipedia. Eón Proterozoico
- Lectura: La historia de Niktoris. Eón Proterozoico
- Presentación: Maria José Hernández. Eón Proterozoico



2. Ciclo supercontinental: Columbia, Rodinia y Pannotia

- Lectura: Wikipedia. Ciclo supercontinental
- Lectura: Wikipedia. Columbia
- Lectura: Wikipedia. Rodinia
- Lectura: Wikipedia. Pannotia



3. La Gran Oxidación

- Lectura: Wikipedia. La Gran Oxidación



4. Período criogénico

- Lectura: Wikipedia. Período criogénico
- Lectura: Wikipedia. Glaciación global




5. Período ediacárico

- Lectura: Wikipedia. Período Ediacárico
- Lectura: Wikipedia. Biota del período Ediacárico



Historia de la Tierra y de la Vida

0 comentarios:

Publicar un comentario