Mostrando entradas con la etiqueta Los Archivos de Humanitas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Los Archivos de Humanitas. Mostrar todas las entradas

Imágenes del pasado como máquina del tiempo

Antes de la invención de la fotografía, la única forma que tenían nuestros antepasados de capturar las imágenes de sus vidas era mediante la pintura, pero esta no siempre era realista, pues a veces el artista usaba su libertad artística o si la pintura era de encargo se realizaba a gusto del comprador.

Con la invención de la fotografía cambió todo y tanto fue así que la pintura se liberó de la realidad, ya que le había salido un competidor mucho más fiel. Y entonces fue cuando la pintura tomó independencia de las imágenes reales, apareciendo el impresionismo, el puntillismo, y más tarde el cubismo, el surrealismo, buscando la pintura otras fuentes de inspiración que no fueran las imágenes reales, como los sueños, los pensamientos, las sensaciones, etc.

El pintor alemán del siglo XV Alberto Durero se pintó a sí mismo en un autorretrato, en un óleo sobre tabla, en 1498. Esta pintura se halla actualmente en el Museo del Prado de Madrid.


Al ver el cuadro, puede parecer una imagen algo arrogante, pero su rostro es real, no está idealizado. Tiene pliegues en los párpados, la nariz prominente y el rostro alargado. Por varios autorretratos que se hizo a lo largo de su vida, se comprueba que este es completamente realista. Debajo de la ventana aparece una inscripción: 1498. Lo pinté a mi propia imagen. Tengo 26 años.

En este caso, el cuadro es como una foto. Pero sólo en lo que respecta al rostro de Durero, que posiblemente lo pintara ayudado de un espejo. Es posible que tuviera esa misma ropa lujosa y el cuadro cuyo fragmento aparece. Sí, así era realmente Alberto Durero, pero no es una captura instantánea de la realidad, como una fotografía.

Joseph Nicéphore Niépce fue un terrateniente francés, químico, científico aficionado... y pésimo dibujante, que inventó, junto con Daguerre, el primer proceso fotográfico que tuvo éxito. Desde su ventana capturó una imagen de su mansión, en 1826. Es la primera fotografía conocida y se conserva actualmente en la Universidad de Texas.

Como resultado de las 8 horas de exposición, la luz del sol ilumina los edificios de ambos lados.


La calidad es muy mala y la foto no es nada nítida, pero es la primera captura, como tal, de una imagen del pasado. El parecido con la realidad no es muy bueno, como se puede ver en este enlace.

Desde entonces, la fotografía evolucionó mucho, y las imágenes obtenidas fueron completamente nítidas. La primera fotografía en color, de un tartán escocés, fue realizada en 1861 por el físico escocés James Clerk Maxwell.


Aunque el enfoque y la exposición son correctas, porque en esa época ya se dominaba, la técnica de los colores no está del todo perfeccionada.

Pero a principios del siglo XX, dados los avances hasta ese momento de la fotografía en color, las imágenes obtenidas son de una gran calidad, pero su precio, a la hora de popularizarse resulta prohibitivo, por lo que sólo se emplean puntualmente.

Serguéi Prokudin-Gorski, químico y discípulo de Mendeléyev, el creador de la Tabla Periódica, recorre Rusia e inmortaliza sus imágenes en color. Moriría en Paris en 1944, tras salir de Rusia en 1918, después de enterarse de la muerte del zar.

Muchachas rusas de una zona rural
Muchachas griegas recogiendo té en Georgia
 Alim Khan, emir de Bukhara en 1911

Hay muchas cosas que nos pueden transportar al pasado, como una sensación, un olor, un recuerdo, pero una de las máquinas del tiempo más efectivas son las imágenes.






Los Archivos de Humanitas
Leer más

El Kremlin de Moscú. Visita virtual


La palabra kremlin, en ruso, significa ciudadela. Las ciudades de Rusia no estaban protegidas por murallas, como las de la Europa occidental, pero en su parte central, donde se situaban la catedral y los palacios, sí estaban rodeadas de defensas, como ocurre en Kazán, Nóvgorod, o Súzdal.

San Petersburgo fue fundada por Pedro el Grande en 1703, pasando a ser la capital de Rusia. En 1914 cambiaría su nombre por Petrogrado (en el período de la URSS se llamaría Leningrado). En 1918, la capital de Rusia se trasladaría a Moscú.

El Kremlin de Moscú es el más conocido de todos, de hecho se le conoce como El Kremlin a secas. Se halla en la colina Borovitsk, sobre la margen izquierda del rio Moscú. Las primeras instalaciones fortificadas datan del año 1156. Fue destruido en 1238 durante la invasión tártaro-mogola, siendo reconstruido en 1339. Su configuración actual de murallas y torres se construyó de 1485 a 1516. Actualmente es visitable como patrimonio histórico y artístico y en él se halla la residencia del Presidente de Rusia.

En su interior alberga cuatro palacios y cuatro catedrales, rodeados de una muralla del siglo XV con sus famosas torres rematadas por aguilas bicéfalas, que en la década de 1930 del siglo XX fueron sustituidas por estrellas rojas. Forma parte del patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Murallas del Kremlin de Moscú
Murallas del Kremlin de Moscú

El Kremlin de Moscú está abierto al público y es visitable, pero si no podemos o no queremos viajar a Moscú, podemos conocerlo en esta web:


Se puede acceder a los siguientes sitios:

- El Gran Palacio del Kremlin: construido en los años 1838-1850 en estilo arquitectónico bizantino-ruso. Tiene cinco salones de gala con nombres de las condecoraciones del Imperio Ruso.

- La Cámara de Granito: construida durante el reinado de Iván III en el año 1491, formaba parte de un conjunto de cámaras para recepciones y banquetes. Se ha llamado así porque su fachada principal estaba azulejada con piedra blanca tetraédrica.

- El Palacio Teremnoi: construido en el siglo XVII, las habitaciones del Zar se encontraban en el segundo piso.

- El Palacio Estatal del Kremlin: anteriormente llamado el Palacio de los Congresos, fue construido en el año 1961 en el lugar de la Sala de Armas. Además de conferencias y congresos, se ha usado para representaciones teatrales, actuaciones musicales, etc.

- El territorio del Kremlin de Moscú, los exteriores del mismo.


Los Archivos de Humanitas
Leer más

Los Archivos de Humanitas

Los Archivos de Humanitas

Los Archivos de Humanitas es una revista de Humanidades online de la Universidad Virtual de San Isidoro, de la Facultad de Geografía e Historia, tratando aspectos humanísticos y de cultura en general.

La Historia, la Geografía, el Arte, la Literatura, la Filosofía, las las lenguas, son sólo algunos aspectos puntuales de las Humanidades, cuyo elenco y ambición es muchísimo mayor, abarcando como la palabra Filosofía, el amor a la Sofía, a la Sabiduría, incluyendo las ciencias experimentales y las ciencias aplicadas o técnicas, pues no en vano los humanistas renacentistas no distinguían entre distintos tipos de saberes, para ellos todo el saber era uno. La distinción entre Ciencias y Letras no tiene ningún sentido, pues el que de verdad ama a la cultura, ama toda cultura, y sólo puede entenderse la separación desde la necesaria especialización o lo inabarcable de los conocimientos actuales.

Los conocimientos no sólo han de satisfacer el sano deseo de aprender, sino han de servir a la Humanidad, ya sea en su aplicación práctica o de mejorarla al percibir ésta como bella y mejor. Para Francesco Petrarca, humanitas significa lo mismo que filantropía, amor hacia nuestros semejantes, y en él, el término estaba unido necesariamente al conocimientos de los saberes clásicos.


Artículos publicados:

- Imágenes del pasado como máquina del tiempo
- La lengua y escritura del Antiguo Egipto
- La religión del Antiguo Egipto
- El Kremlin de Moscú. Visita virtual
Leer más