El Cenozoico


Eobasileus

El primer intento de clasificación de las edades de la Tierra, a finales del siglo XIX y primera mitad del XX, clasificaba estas en era Arcaica o Precámbrico, era Primaria, era Secundaria, Era Terciaria y era Cuaternaria. Esta clasificación se vio superada, aunque se mantuvo en parte. Del Precámbrico (todo el tiempo antes del Paleozoico o era Primaria) se han ido descubriendo muchos aspectos y se ha ido revelando su importancia, por lo que situarlo en una única era no tenía sentido, por lo que se adoptaron los eones como grandes espacios de tiempo. La era Primaria se denominaba Paleozoica, manteniéndose como tal, lo mismo que la Secundaria o Mesozoica. La Terciaria era la Cenozoica, pero no tenía sentido mantener una cuarta era como Cuaternaria, pues la aparición del ser humano, a pesar de ser un hecho crucial, no tenía una crucial relevancia desde el punto de visto de la historia geológica de la Tierra, por lo que pasó a ser una época del Cenozoico.

El Cenozoico es la última de las eras del Fanerozoico, llegando hasta nuestros días. Se caracteriza por la orogenia alpina, la unión de la India a Asia y Arabia con Eurasia, el cierre del mar de Tetis, y el enorme desarrollo y expansión de los mamíferos y las plantas con flores, de ahí la palabra Cenozoico, que significa vida nueva. Se divide en tres épocas: Paleógeno, Neógeno y Cuaternario.

El Paleógeno es el primer periodo del Cenozoico, empezando hace 66 millones de años y acabando hace 23. Se caracteriza por el enfriamiento de los casquetes polares y la evolución y desarrollo de los mamíferos. Se divide en las épocas de más antigua a más modena: Paleoceno, Eoceno y Oligoceno.

Pangea siguió disgregándose. Australia se separa de la Antártida y nace la cordillera del Himalaya por el choque de la India con Asia. Gran parte de Europa, incluyendo gran parte de España, se halla cubierta por el Mar. El clima es tropical, con presencia de manglares, cocodrilos y tortugas, pero al final del período evoluciona hacia la aridez, del clima tropical y húmedo y bosques de hoja ancha se pasa en la finalización del período a bosques de coníferas y una bajada de las temperaturas. Aparecen en este periodo las ballenas, los félidos y cánidos. En su inicio proliferaron las aves gigantes, ocupando el lugar de los desaparecidos dinosaurios. Aparecen las ranas, pero los anfibios y reptiles son escasos. Las angiospermas se desarrollan y evolucionan, apareciendo las rosas y las gramíneas como céspedes.

El Neógeno es el segundo periodo del Cenozoico, empezando hace 23 millones de años y acabando hace 2,59. Se terminan de desarrollar los mamíferos y las aves resultando en formas y anatomías similares a las que hoy conocemos. Geologicamente, América del Norte y América del Sur se terminan uniendo. El periodo acaba con un brusco enfriamiento del clima: las glaciaciones del Cuaternario. El Neógeno se divide en dos épocas: Mioceno y Plioceno, aunque existe una propuesta de la Comisión Internacional de Estratigrafía para añadir al mismo el Cuaternario, añadiendo dos épocas más, Pleistoceno y Holoceno, llegando entonces a la actualidad. Gran parte de los geólogos marinos sostienen que son todas estas épocas pertenecen al mismo periodo, mientras que gran parte de los geólogos terrestres afirma que el Cuaternario es un tiempo geológico claramente diferenciado.

La unión de las dos Américas tiene importantes consecuencias a nivel planetario, ya que se interrumpe la cálida corriente ecuatorial marina provocando un descenso de las temperaturas en los polos, y la extinción de los meriungulados y los carnívoros marsupiales de América del Sur. La colisión de la India con Asía hace que continúe elevándose la Cordillera del Himalaya y de la África con Europa la desaparición del mar de Tetis y la formación del mar Mediterráneo. En el Mioceno aumenta la temperatura, pero el Plioceno el descenso es generalizado, aumentado en las dos épocas la aridez. El enfriamietno hace que desaparezcan muchos bosques y aumenten las plantas herbáceas en formaciones de praderas y pastizales, con la fauna herbívora asociada. En el Mar se desarrollan los cetáceos y en tierra firme los animales van adquiriendo las características actuales, disminuyendo su tamaño.

Los primates se desarrollan y los homínidos, aunque es probable que ya existieran en el Oligoceno, se desarrollan en el Mioceno. La progresiva aridez ha creado claros en zonas boscosas y estos animales que ya poseían miembros prensiles para trepar adoptan la bipedestación para moverse de unas zonas a otras. Cambios que no parecen nada extraño en los miles de millones en la historia de la Tierra y de la Vida, pero que provocarán a la larga el nacimiento de una especie singular: la especie humana


1. El Cenozoico

- Lectura: Wikipedia. Era Cenozoica




2. Paleógeno

- Lectura: Wikipedia. Paleógeno



3. Neógeno

- Lectura: Wikipedia. Neógeno



Historia de la Tierra y de la Vida

0 comentarios:

Publicar un comentario